9.4. Ser un buen comunicador

El control del aula y la solución de los conflictos de manera constructiva precisa de unas habilidades de comunicación adecuadas (Engleberg y Wynn).

Habilidades oratorias

El profesor y el alumno se beneficiarán mutuamente si el primero posee unas habilidades oratorias adecuadas y trabaja para que los alumnos las adquieran. Vamos a analizar algunas estrategias para hablar en clase.

Al hablar en clase y a los alumnos, uno de los aspectos más importantes es comunicar la información con claridad:

  1. Seleccionar un vocabulario que sea comprensible y adecuado para el nivel de los alumnos.

  2. Hablar a un ritmo adecuado, ni demasiado rápido ni demasiado lento.

  3. Ser preciso en la comunicación y evitar vaguedades.

  4. Emplear una planificación óptima y habilidades de pensamiento lógico como fundamento para hablar con claridad a la clase.

Las barreras para una comunicación verbal eficaz incluyen:

  • Criticar. Las evaluaciones severas reducen la comunicación.

  • Insultar y etiquetar. Esto denigra a las personas. Supervise los insultos y etiquetas entre el alumnado.

  • Aconsejar. Aconsejar es hablar a otros con aires de superioridad mientras se dice la solución a un problema. Ej. "Es tan fácil de resolver. No comprendo cómo...".

  • Mandar. Ordenar a otra persona que haga lo que uno quiere crea resistencia.

  • Amenazar. Las amenazas pretenden controlar a la otra persona con la fuerza verbal.

  • Moralizar. Esto significa sermonear a otra persona sobre lo que debería hacer.

A continuación se indican algunas pautas para un discurso eficaz que pueden ser útiles tanto para los alumnos como para los profesores (Alverno College):

  • Conectar con la audiencia. Hable a la audiencia, no se limite a leer sus notas.

  • Plantear el objetivo de la charla. Mantenga el objetivo durante toda la charla.

  • Ofrecer la charla de manera eficaz. Utilice el contacto visual, gestos de apoyo y control de la voz.

  • Utilizar los medios audiovisuales de manera eficaz. Esto ayuda a la audiencia a captar el mensaje.

Habilidades para escuchar

El control del aula será más fácil si el profesor y los alumnos poseen unas habilidades óptimas para escuchar. Escuchar es esencial para crear y mantener relaciones personales (Gamble y Gamble).

La escucha activa significa prestar atención plena a quien, centrándonos tanto en el contenido intelectual como emocional del mensaje.

Algunas estrategias activas adecuadas para escuchar:

  • Prestar atención cuidadosa a la persona que está hablando, incluyendo el contacto visual.

  • Parafrasear.

  • Resumir temas y modelos.

  • Ofrecer realimentación de manera competente.

Comunicación no verbal

La mayoría de la comunicación es no verbal, de manera que una estrategia adecuada es reconocer que la comunicación no verbal suele reflejar lo que siente realmente una persona. La comunicación no verbal incluye expresiones faciales y comunicación con la mirada, el tacto, el espacio y el silencio.