6.2. Contribución conjunta de profesores e iguales al aprendizaje de los estudiantes

Andamiaje

El andamiaje es la técnica por la que se cambia el nivel de apoyo en el transcurso de una sesión de enseñanza; una persona más competente (el profesor o un igual más avanzado) adapta la orientación que recibe el alumno a su nivel de rendimiento. Pensemos en el andamiaje en el contexto del aprendizaje como los andamios que se emplean para construir un puente. El andamiaje proporciona apoyo cuando es necesario, pero se retira gradualmente, a medida que se va completando el puente.

Relación de aprendizaje cognitivo

Bárbara Rogoff destaca que una herramienta educativa importante es la relación de aprendizaje cognitivo, una técnica por la que el experto amplía y apoya la comprensión y el uso de las habilidades culturales de un aprendiz.

Los investigadores han comprobado que el aprendizaje de los estudiantes se beneficia cuando los profesores basan su relación con el alumno en el aprendizaje cognitivo, y emplean el andamiaje y la participación guiada para ayudarles a aprender.

Tutoria

La tutoría es, básicamente, una relación de aprendizaje cognitivo entre un experto y un aprendiz. La tutoría puede tener lugar entre un adulto y un niño o entre un niño más avanzado y otro niño menos avanzado. La tutoría individual es una estrategia eficaz que beneficia a muchos estudiantes, especialmente a quienes no van bien en una materia.

Los auxiliares de aula, voluntarios y mentores pueden ser tutores que apoyen a los estudiantes y el aprendizaje en el aula. Busque en la comunidad personas con habilidades en las áreas en que se requiera atención individualizada. Algunos padres, estudiantes universitarios y jubilados pueden estar interesados en cubrir estas necesidades de tutoría.

Los programas "Recuperación de la Lectura" y "Éxito para Todos" son ejemplos de tutorías eficaces. En muchos casos, los estudiantes se benefician más de una tutoría con los alumnos de distinta edad que de la misma edad. La tutoría puede beneficiar tanto al tutelado como al tutor.

El programa "Éxito para Todos" (SFA, del inglés "Success for All") desarrollado por Robert Slavin y cols., incluye los siguientes aspectos:

  • Un programa sistemático de lectura que destaca la fonética, el desarrollo del vocabulario, y cuentacuentos.

  • Un periodo diario de lectura de 90 minutos con estudiantes de primero a tercero de primaria.

  • Tutoría de lectura por parte de profesores especializados que trabajan individualmente con estudiantes con nivel de lectura inferior a su edad.

  • Evaluación cada ocho semanas para comprobar el progreso de lectura de los estudiantes.

  • Desarrollo profesional de los profesores y tutores, que incluye tres días de formación y pautas al comienzo del curso escolar.

  • Un equipo de apoyo familiar diseñado para proporcionar educación a las familias y fomentar su participación en la escuela.

Los compañeros de los estudiantes también pueden ser tutores eficaces. En la tutoría entre iguales, un estudiante enseña a otro.

Un compañero de más edad suele tener más habilidades que el de la misma edad, y es más probable que la tutoría por parte de un compañero de aula sea más turbadora para el que la recibe y conlleve una comparación social negativa.

En algunos casos la tutoría beneficia tanto al tutor como al alumno tutorizado, especialmente cuando el tutor mayor tiene un rendimiento bajo. Enseñar algo a otra persona es una de las mejores maneras de aprender, aunque los investigadores han observado que el aprendizaje de los tutorizados mejora más que el de los tutores.

Aprendizaje cooperativo

El aprendizaje cooperativo tiene lugar cuando se forman grupos pequeños de estudiantes, para aprender con ayuda mutua. El tamaño de estos grupos es variable, pero suele ser de cuatro estudiantes. En un grupo de aprendizaje cooperativo, cada estudiante aprende una parte y luego lo enseña al resto del grupo. Cuando los estudiantes enseñan algo a otros compañeros, suelen aprenderlo en profundidad.

Los investigadores han comprobado que el aprendizaje cooperativo puede ser una estrategia eficaz para mejorar el rendimiento especialmente cuando se cumplen dos condiciones (Slavin):

  1. El grupo recibe premios.

  2. Cada uno de los miembros del grupo es evaluado individualmente.

El aumento de la motivación para aprender es común en los grupos cooperativos.

El aprendizaje cooperativo fomenta también una mayor interdependencia y conexión con otros estudiantes.

Los investigadores han demostrado que el aprendizaje cooperativo sin recompensas tiene pocos beneficios en tareas sencillas, como el aprendizaje literal, la memorización o las matemáticas básicas, pero produce mejores resultados cuando las tareas son más complejas (Sears).

Se han desarrollado varios enfoques de aprendizaje cooperativo. Se incluyen los equipos de aprendizaje por divisiones de rendimiento, el aula rompecabezas (I y II), aprendiendo juntos, la investigación en grupo, y la escritura cooperativa.

Para crear una comunidad eficaz de aprendizaje, David y Roger Johnson concluyen que son necesarios la cooperación y la interdependencia positiva en distintos niveles: el grupo de aprendizaje de niños en el aula, el aula, entre aulas, la escuela, entre la escuela y la familia, y entre la escuela y el vecindario.

Entre los aspectos positivos del aprendizaje cooperativo están el aumento de la interdependencia y la interacción con otros estudiantes, la mejora de la motivación para aprender y la mejora del aprendizaje al enseñar a los demás (Johnson y Johnson).