5.2. Pensamiento

¿Que significa pensar? ¿Como pueden los profesores ayudar a los estudiantes a pensar mejor?

¿Que es el pensamiento?

El pensamiento es el manejo y la transformación de la información en la memoria. Pensamos para formar conceptos, razonar, pensar críticamente, tomar decisiones, y solucionar problemas.

Razonamiento

El razonamiento es el pensamiento lógico que emplea la inducción y la deducción para alcanzar una conclusión.

El razonamiento inductivo implica razonar desde lo especifico a lo general. Es decir, consiste en extraer conclusiones sobre todos los miembros de una categoría, tomando como base la observación de solo algunos de ellos.

Un aspecto importante del razonamiento inductivo es la observación repetida. A través de la observación repetida se acumula información sobre experiencias similares, hasta el punto de que se puede detectar un patrón repetitivo y obtener una conclusión más precisa sobre este.

Otro aspecto del razonamiento inductivo son las analogías. Una analogía es una correspondencia entre cosas distintas. Se pueden emplear las analogías para mejorar la comprensión de los estudiantes de nuevos conceptos, al compararlos con otros ya aprendidos.

El razonamiento deductivo va de lo general a lo específico. Cuando resuelve acertijos o adivinanzas está razonando deductivamente. El razonamiento deductivo siempre es cierto, en el sentido de que si las reglas o supuestos iniciales son verdaderos, entonces, la conclusión será correcta.

Durante la adolescencia, los individuos adquieren una creciente capacidad para razonar deductivamente, incluso cuando las premisas a partir de las que se razona son falsas.

Pensamiento crítico

El pensamiento crítico comprende un pensamiento reflexivo y productivo y evaluar las pruebas.

La atención reflexiva es la clave del pensamiento crítico. Implica estar alerta; mentalmente presente y cognitivamente flexible durante el transcurso de las actividades y tareas cotidianas. Los estudiantes que muestran este tipo de atención mantienen una conciencia activa sobre las circunstancias de su vida.

Durante la adolescencia se producen varios cambios cognitivos que permiten mejorar el pensamiento crítico:

  • Aumento de la velocidad, la automatización y la capacidad de procesamiento de información, que permite aplicar los recursos cognitivos para otros fines.

  • Más conocimientos en diversas áreas.

  • Una mayor capacidad para construir nuevas combinaciones de conocimientos.

  • Un abanico mayor y un uso más espontáneo de estrategias o procedimientos, como planificación, análisis de alternativas y supervisión cognitiva.

Toma de decisiones

La toma de decisiones implica pensamiento, que permite a los individuos evaluar varias alternativas y elegir entre ellas.

El sesgo de confirmación es la tendencia a buscar y utilizar la información que respalde nuestras ideas, en lugar de información que las refute.

La posesión de creencias resistentes es la tendencia a mantener una creencia a pesar de la existencia de pruebas contradictorias.

El sesgo por exceso de confianza es la tendencia a tener más confianza en los juicios y las decisiones de la que deberíamos, tomando como base las probabilidades o la experiencia pasada.

El sesgo retrospectivo es la tendencia a informar falsamente, después de ocurrido un hecho que ya se predijo con precisión.

Pensamiento creativo

Un aspecto importante del pensamiento es la creatividad. La creatividad es la capacidad para pensar en algo de manera novedosa y original, logrando soluciones singulares para los problemas.

J.P. Guillord diferencia entre pensamiento convergente, que produce una respuesta correcta y es característico del tipo de pensamiento necesario para realizar las pruebas de inteligencia tradicionales, y el pensamiento divergente, que produce muchas respuestas a una misma pregunta y es más característico de la creatividad.

El proceso creativo suele describirse como una secuencia de 5 pasos:

  1. Preparación

  2. Incubación

  3. Iluminación

  4. Evaluación

  5. Elaboración

Enseñanza y creatividad. Un objetivo educativo importante es ayudar a los estudiantes a ser más creativos. Los profesores deben reconocer que los estudiantes mostrarán más creatividad en algunos campos que en otros. El diseño de las escuelas y las aulas puede influir en la creatividad de los estudiantes.

Una preocupación al respecto es que la legislación pueda perjudicar el desarrollo del pensamiento creativo de los estudiantes, al centrar su atención en la memorización de contenidos para aprobar las pruebas estandarizadas.

Fomentar el pensamiento creativo, en grupo e individualmente. La tormenta de ideas es una técnica en la que se incita a las personas a exponer sus ideas creativas en grupo, a confrontar las ideas de los demás y a decir prácticamente todo lo que piensen que sea relevante para un tema en cuestión.

Ofrecer un ambiente que estimule la creatividad. Algunas aulas ambientan la creatividad mientras que otras la inhiben. Proporcione ejercicios y actividades que estimulen a los alumnos a encontrar soluciones originales a los problemas, en lugar de plantear muchas preguntas que requieran respuestas literales. Los profesores fomentan creatividad cuando van de excursión con los alumnos a lugares donde se valora ese aspecto.

No controlar en exceso a los alumnos. Teresa Amabile afirma que al decir a los alumnos como tienen que hacer las cosas, les hacemos sentir que la originalidad es un error y la exploración una pérdida de tiempo. También destaca que cuando los profesores están siempre alrededor de los alumnos, les hacen sentir observados constantemente mientras trabajan. En esas situaciones disminuye el pensamiento creativo arriesgado y su espíritu aventurero. También disminuye la creatividad cuando los profesores ponen expectativas demasiado altas sobre el rendimiento de los alumnos.

Fomentar la motivación interna. El uso excesivo de premios disminuye la creatividad. La motivación en los estudiantes creativos es la satisfacción generada por el trabajo en sí mismo. La competición por los premios y las evaluaciones formales disminuyen a menudo la motivación intrínseca y la creatividad, esto no implica que se descarten todas las recompensas.

Guiar a los estudiantes para que piensen de manera flexible. Ofrezca a los estudiantes oportunidades para ejercitar su flexibilidad de pensamiento.

Fortalecer la autoconfianza de los estudiantes. El fortalecimiento de la confianza de los estudiantes en sus habilidades creativas es coherente con el concepto de Bandura de autoeficacia, la creencia de que uno mismo puede dominar una situación y producir resultados positivos.

Guiar a los estudiantes para que sean perseverantes y demoren la gratificación. La mayoría de los productos creativos de gran éxito han necesitado años para su desarrollo. La mayor parte de los individuos creativos trabajan en ideas y proyectos durante meses y años, sin obtener recompensa alguna por sus esfuerzos.

Animar a los estudiante a asumir riesgos. Los individuos creativos asumen riesgos y buscan descubrir o inventar algo novedoso. Se arriesgan a invertir mucho tiempo en una idea o un proyecto que quizás no funcione. Las personas creativas no tienen miedo al fracaso o a equivocarse.

Presentar a los estudiantes a personas creativas. Una buena idea es presentar a personas creativas de nuestra comunidad y pedirles que acudan a nuestra aula y describan qué les facilita la creatividad o pedirles que demuestren sus habilidades creativas.