6.1. Alegría, tristeza e ira. Introducción

Estas tres emociones desempeñan un papel adaptativo, regulan la funcionalidad de diferentes sistemas biológicos, optimizan nuestros procesos cognitivos, modulan la interacción social y nos permiten afrontar del modo más adecuado la consecución de metas u objetivos. Pero, además, también interactúan entre sí, compensando sus efectos menos deseables y potenciando aquellos que favorecen el ajuste de la persona a la diversidad de contingencias que se le plantean en su interacción con el medio.

Las teorías evaluativas de la emoción sostienen que las diferentes experiencias emocionales se derivan de los distintos procesos de la evaluación al que es sometido el evento, circunstancia o estímulo que las desencadena (Ellsworth y Scherer, 2003).

Contenido relacionado