2.10. Dinámica emocional

Las emociones presentan en su desarrollo dos procesos secuenciales y diferenciados:

  • En primer lugar, aparece el proceso emocional primario, que se caracteriza por su brevedad temporal y por presentar una secuencia característica. Así, el desencadenante elicita la respuesta emocional de forma inmediata, la cual tiene un tiempo de reacción muy corto, llega a su máximo nivel de intensidad o amplitud en un breve espacio de tiempo y, una vez que desaparecen las condiciones desencadenantes, la respuesta emocional se atenúa.

  • Pero a cada proceso emocional primario le sigue un proceso oponente, que es también parte del proceso emocional, que se caracteriza por ser una respuesta emocional de propiedades contrarias a la respuesta inicial o proceso emocional primario. Este proceso oponente tiene una secuencia caracterizada por poseer un tiempo de reacción largo, que llega a su máxima intensidad lentamente y una vez que desaparecen las condiciones desencadenantes, su atenuación es también lenta.

La experiencia emocional subjetiva que tiene lugar como consecuencia del proceso oponente es la suma de la producida por la respuesta emocional primaria y por la propia respuesta oponente.

La respuesta emocional primaria se debilita con la presencia repetida del desencadenante, y la respuesta oponente se debilita por la falta de uso.

No todas las emociones provocan un proceso oponente y no siempre el proceso oponente mantiene una dirección contraria al proceso primario

Las emociones pueden influenciar las cogniciones facilitando las valoraciones correspondientes. (Si estoy feliz, suelo ver resultados positivos)