2.9. Manifestación emocional

Según el esquema del proceso emocional, el segundo filtro que controla la manifestación de las emociones es el aprendizaje y la cultura. Levy lo denominó reglas regulativas y Heider reglas de despliegue. Es el responsable del control emocional mediante la inhibición, exacerbación, o distorsión que puede manifestar la respuesta emocional.

El proceso de maduración y socialización incluye la adquisción de un autocontrol y un control externo sobre como puede manifestarse las emociones. esto actúa controlando los efectos emocionales para que se produzca un incremento o un déficit de determinados componentes de la respuesta emocional.

Las personas aprenden que las reacciones emocionales pueden tener consecuencias negativas con otros, con uno mismo o con el entorno. En tales condiciones el aprendizaje, puede aconsejar inhibir la manifestación emocional al máximo posible.

Estos mecanismos de control emocional actúan sobre todos los componentes de la respuesta emocional; así, las experiencias subjetivas que observamos a través de autoinformes son influenciados por sesgos o estilos emocionales de represión y sensibilización. Se pueden exagerar o reprimir las respuestas de los autoinformes de forma voluntaria o involuntaria.

Mediante el control emocional, la expresión corporal de las emociones adquiere un papel funcional o social en lo que podemos observar mediante la comunicación no verbal. La expresión de las emociones es involuntaria, pero pueden adquirir un carácter instrumental gracias al aprendizaje y la cultura, ya que con ello se produce una función de comunicación.

En lo referente a la conducta motora, gracias al aprendizaje y la cultura se pasa del afrontamiento automático y original, propio de cada emoción, a un afrontamiento extendido mas cercano a la solución de problemas que aun patrón de conducta automático. Esto se hace para poder adaptarse a las condiciones del ambiente, ya que el afrontamiento no garantiza la solución de la situación problemática que lo desencadeno. La sobregeneralización se da cuando un afrontamiento que ha sido utilizado con éxito en la resolución de una situación emocional, tiende a ser utilizado con persistencia. También se da en el caso contrario cuando un afrontamiento fracasa, y por eso dejamos de utilizarlo en situaciones que sí serviría. Por esta tendencia a la sobregeneralizacion se desarrollan los estilos de afrontamiento (FORO) que son formas personales características de afrontamiento. Son sesgos o formas preferidas en la manera de responder ante las emociones, que desarrollamos todas las personas.

En referencia al soporte fisiológico, se creía que se daba especificidad individual de respuesta (patrón de respuesta emocional propio de cada persona que se da en la activación fisiológica emocional) pero se ha demostrado que no es así. Esto ocurre en un porcentaje bajo, y parece que depende mas de la intensidad emocional y del tipo de afrontamiento movilizado, que de los sesgos o de la propia emoción.