2.4. Métodos genéticos de investigación

Toda conducta está determinada por interacciones entre el cerebro de un individuo y su entorno.

Muchas características comportamentales parecen “venir de familia”, lo que sugiere que los factores genéticos pueden ser un factor importante en el desarrollo de diferencias fisiológicas que, en última instancia, son responsables de dichas características.

Estudios con gemelos

Un método muy eficaz consiste en comparar el índice de concordancia de este rasgo en pares de gemelos monocigóticos y dicigóticos. Los monocigóticos tienen un genotipo idéntico y por contra la semejanza genética entre dicigóticos es del 50%. Si a ambos gemelos se les ha diagnosticado este trastorno se dice que son concordantes. Si solo uno de ellos ha recibido el diagnóstico se dice que son discordantes. Así pues, si un trastorno tiene una base genética, el porcentaje de gemelos monocigóticos que son concordantes será superior en diagnóstico respecto a gemelos dicigóticos.

En estudios con gemelos se ha encontrado que los factores genéticos influyen en muchas características individuales, entre ellas rasgos de personalidad y una serie de trast individuales.

Estudios sobre adopción

Otro método es comparar personas que fueron adoptadas en una época temprana de la vida, con sus padres biológicos y sus padres adoptivos. Estos estudios requieren que el investigador conozca la identidad de los padres de las personas que se están estudiando y pueda evaluar el rasgo comportamental en los padres biológicos y en los adoptivos. Si los individuos estudiados se parecen notablemente a sus padres biológicos se llega a la conclusión de que el rasgo está influido por factores genéticos. Si en vez de eso, los individuos se parecen a sus padres adoptivos, se concluye que el rasgo está influido por factores ambientales. Por supuesto es posible que intervengan tanto los factores hereditarios como los ambientales, en cuyo caso los individuos estudiados se parecerán tanto a los padres adoptivos como a los padres biológicos.

Mutaciones dirigidas

Las mutaciones dirigidas consisten en genes transformados que se producen en el laboratorio y se insertan en cromosomas de ratones. Estos genes mutados son defectuosos. En muchos casos, el objetivo de la mutación es una enzima que controla una reacción química específica y en otros casos el objetivo es una proteína que por sí misma desempeña una útil función en la célula.

Oligonucleótidos “antisentido”

Este método implica la producción de moléculas que bloquean la producción de proteínas codificadas por determinados genes mediante la inyección de oligonucleótidos “antisentido”. El tipo más frecuente son cadenas modificadas de ADN ó de ARN que se unirán con moléculas específicas de ARN mensajero e impiden que produzcan su proteína. El término “antisentido” hace referencia al hecho de que los oligonucleótidos sintéticos contienen una secuencia de bases complementarias a las que contiene un gen determinado o molécula de ARNm.

Contenido relacionado