4.1. El liderazgo

El liderazgo es un fenómeno que se produce en todos los grupos humanos. Cuando un grupo de personas se involucra en la realización de una actividad conjunta surge una estructura de liderazgo. El interés por el liderazgo está presente en la psicología social desde los orígenes de esta disciplina. Este interés se debe a dos razones. Por un lado, a razones teóricas, ya que en el liderazgo se unen procesos individuales y grupales que constituyen la esencia de la psicología social. Por otro, a razones prácticas, pues si conseguimos conocer los factores que caracterizan el liderazgo eficaz será más fácil seleccionar líderes o directivos adecuados o formar a los ya existentes para conseguir un mejor funcionamiento de los grupos y organizaciones. Estos dos tipos de razones se refuerzan mutuamente.

Un rasgo común a las múltiples definiciones de liderazgo es que hacen hincapié en que el liderazgo es un proceso de influencia entre líder y seguidores que tiene como fin conseguir las metas de un grupo, organización o sociedad.

Hay 4 aspectos importantes del liderazgo:

  1. El liderazgo no es un rasgo o característica estática que reside únicamente en el líder, sino que es un proceso que tiene lugar a lo largo del tiempo y en el que están implicados de forma interactiva líder, seguidores y situación en la que se ejerce el liderazgo.
  2. El liderazgo implica influencia, porque "lo que realmente caracteriza a los líderes es que pueden influir en los otros miembros del grupo más de lo que ellos mismos son influidos" (Brown, 2000).
  3. El liderazgo es un fenómeno grupal y pierde su sentido fuera de dicho contexto.
  4. La influencia del líder va dirigida a la obtención de una meta u objetivo común del grupo.

Contenido relacionado