7.7. Diseño de cambio de criterio

De gran utilidad en programas que pretenden aumentar o disminuir conductas mediante la aplicación de un refuerzo para conseguir alcanzar un determinado nivel de conducta. Ej: Reducción de la conducta de fumar.

Procedimiento según Barlow y Hersen (1988)

  • A1 - Fase de línea base.

  • B1 - Tratamiento hasta primer criterio - A2

  • B2 - Tratamiento hasta nuevo criterio...

El procedimiento continúa hasta alcanzar el objetivo final del programa.

El efecto del tratamiento se comprueba en la medida en que el cambio en el criterio va seguido por un correspondiente cambio en la conducta. Se realiza una aplicación progresiva del tratamiento, pudiéndose considerar como una serie de diseños A-B.

Se registra la misma conducta, de forma que, las fases B de los tratamientos anteriores sirven de línea base para el tratamiento siguiente.

Las ventajas fundamentales del diseño de cambio de criterio son:

  • No se requiere la retirada del tratamiento.

  • Se percibe el tratamiento sólo a partir de una breve línea base.

  • Permite inferir, sin ambigüedad, la eficacia del tratamiento.

Para la aplicación del diseño de cambio de criterio son necesarios los siguientes requisitos:

  • La VD debe variar simultáneamente con los cambios de criterio.

  • El cambio de criterio debe producir un cambio suficientemente amplio para que quien investiga pueda distinguir entre la variabilidad de la conducta y el efecto producido por el tratamiento.