7.2. Estructura y clasificación de los diseños de caso único

Estructura básica de los diseños de caso único:

  1. Fase A: Se toman medidas repetidas de la VD para establecer su línea base, hasta conseguir su estabilidad. Línea base = Período en el que se toman una serie de observaciones de la conducta objeto de estudio, en ausencia de tratamiento.

  2. Introducción del tratamiento (VI).

  3. Fase B: Se toman medidas repetidas de la VD durante la introducción del tratamiento para conocer la variaciones que éste ha producido (comparación con las medidas de la Fase A). Si existen distintos tratamientos, se usan letras correlativas C, D, E...

Aspectos a tener en cuenta para comprobar la efectividad del tratamiento (Kazdin, 1982):

  • Evaluación continuada. Observaciones repetidas durante todo el período de la investigación.

  • Establecimiento de la línea base. Informa sobre el nivel de la conducta objeto de estudio y puede servir para predecir cómo va a evolucionar.

  • Estabilidad de la conducta durante la Fase A. Para poder estudiar luego el efecto del tratamiento. Ausencia de tendencia en los datos y variabilidad relativamente pequeña. Número de observaciones suficientes para conseguir estabilidad (cuantas más, más fácil será apreciar los efectos del tratamiento).

  • Estudio de la tendencia o los cambios nivel de los datos.

    • Tendencia: Incremento o bajada de la VD de forma sistemática.

    • Cambio de nivel: Incremento o bajada de la VD de forma brusca.

  • Estudio de la variabilidad de los datos. Pueden existir fluctuaciones de la conducta del sujeto a lo largo del tiempo. Cuánto más pequeñas sean, más fácil será detectar el efecto del tratamiento.

  • Estudio de la validez interna y externa. ¿En qué medida los resultados pueden atribuirse a la VI? ¿En qué grado son generalizables?

Fig. a) Curva estable o Curva estacionaria. Muy apropiada para la aplicación del tratamiento. Los datos no siguen ninguna orientación determinada. Muestran pautas de variación mínima que se atribuyen al azar.

Fig. b) Tendencia ascendente. La curva muestra variaciones a lo largo del registro que aumentan sistemáticamente. El tratamiento puede introducirse si se espera que su efecto cambie el sentido de la línea base, produciendo un cambio de dirección en su tendencia. Sería difícil atribuir al tratamiento una mejora posterior. Si la dirección de la tendencia de la línea base coincide con la prevista por el efecto del tratamiento, deberíamos seguir registrando la línea base hasta obtener una cierta estabilidad.

Fig. c) Tendencia descendente. La curva muestra variaciones a lo largo del registro que disminuyen sistemáticamente. El tratamiento puede introducirse igual que en el caso anterior.

Fig. d) Línea base cíclica, con grandes altibajos. Hay que aumentar el número de observaciones hasta alcanzar la estabilidad.

Tipos de diseños de caso único, según el criterio de reversibilidad de la conducta:

  • Diseños de caso único de reversión: Se produce una regresión en la línea base.

Registro – Tratamiento – Retirada del tratamiento – Nuevo registro (fase de reversión)

  • Diseños de caso único de no reversión: Una vez introducido el tratamiento, no se retira (porque sus efectos son irreversibles o porque no es posible ética o prácticamente).