1.3. Sistemas de procesamiento lingüístico

El sistema completo o arquitectura cognitiva, está formado por diversas estructuras o componentes relativamente estables que operan con representaciones internas, entendiendo por proceso a la actividad interna del sistema, es decir, fenómenos con realidad física, que consumen tiempo y energía (oxígeno y glucosa).

Desde la analogía o metáfora del ordenador es posible identificar, al igual que en un ordenador, un conjunto finito de estados internos del sistema, denominados computacionales.

Todo sistema de procesamiento ha de ser capaz de extraer y manejar las covariaciones o regularidades existentes en la estructura de los datos que proceden de dicho entorno, abstrayendo el “orden” existente.

Los sistemas compuestos por muchas unidades elementales de procesamiento, densamente interrelacionadas, constituyen un mecanismo especialmente apropiado para extraer y abstraer invarianzas o regularidades.

Etapa de procesamiento durante la comprensión del habla

Desde el punto de vista de la psicolingüística, el interés principal se dirige hacia los procesos y las representaciones que se producen.

Cuando se quiere comunicar una idea, el sistema parte de esta intención inicial y de la representación mental del significado; y gracias a un complejo conjunto de procesos internos se llega a una representación fonética que se traduce en determinados movimientos musculares.

El flujo de información no ha de ser necesariamente secuencial de forma que no es obligatorio que se agote un proceso antes de pasar al siguiente. Además, la mayor parte es opaco a la conciencia y ocurre de forma rápida y automática.

Uno de los problemas más importantes de la psicología del lenguaje es determinar qué tipo de relación o dependencia existe entre ambas clases de procesamiento, el sintáctico y el semántico.

La comprensión supone algo más que extraer el sentido de oraciones inconexas entre sí, exige relacionar con coherencia las distintas partes del discurso para construir una representación global y estructurada de su significado basándose en procesos pragmáticos gracias al conocimiento extralingüístico sobre el mundo en general (Representación supraoracional).