4.1. Concepto de memoria episódica

La memoria episódica es un tipo de memoria declarativa que contiene información sobre nuestras experiencias personales que han ocurrido en un lugar determinado y momento temporal concreto. Tulving distinguió este tipo de memoria y la memoria semántica, que contiene conocimientos sobre datos, hechos y sucesos distintos de nuestras propias experiencias.

La división entre memoria declarativa y procedimental se basa en el tipo de información que debe ser recordada. Los contenidos de la memoria declarativa pueden ser traídos a la mente (declarados) en forma de proposiciones o imágenes. Es una memoria de hechos. Por contra, la memoria procedimental es una memoria de habilidades relacionada con el saber hacer cosas.

La memoria declarativa se divide en memoria episódica y semántica. La episódica es una memoria de hechos pasados de la vida de la persona y la semántica hace referencia al conocimiento del mundo y del lenguaje.

Si existen dos tipos de memoria declarativa, no es que se trate de dos sistemas independientes sino que ambos, interactúan porque continuamente estamos aprendiendo nueva información.

Además, el significado de todo lo que vemos y oímos en torno nuestro depende de la memoria semántica/conceptual. Además de estas memorias, la procedimental opera de un modo automático. La adquisición de la mayoría de las habilidades procedimentales es lenta y gradual pero una vez adquiridas no se olvidan. Podemos realizar las habilidades aunque no hayamos practicado desde hace muchos años (ejemplo, montar en bicicleta o nadar).

Las personas recuerdan muchas informaciones capatadas a través de sus modalidades sensoriales. Cada tipo de información obtenida a partir de una modalidad posee características propias.

Aunque Ebbinghaus usó sílabas sin sentido, a partir de los años 60 se sustituyeron por el uso de listas de palabras, estudiando la memoria y el aprendizaje verbal. Entre las tareas más usadas está la de recuerdo de pares asociados. La idea dominante dentro de esta tradición era la de la existencia de asociaciones estímulo-respuesta. Existen tres tipos de procesos de memoria: codificación, almacenamiento y recuperación.

La memoria episódica se usa para codificar experiencias personales y la recuperación consciente de eventos y episodios de nuestro propio pasado. Esta memoria funciona a nivel consciente y la recuperación contenida en ella se realiza de forma explícita y voluntaria. La recuperación de la información está muy relacionada con las claves contextuales que sirven para poder acceder a la información que se desea recordar. Una característica importante es por tanto, su carácter temporal.

Propiedades distintivas de la memoria episódica:

  • Existe un factor temporal.

  • Existe información espacial y perceptiva.

  • La persona es consciente de haber vivido ese hecho en primera persona.