3.5. Neuroimagen y percepción

La Visión y la Audición

Sistema visual: Las técnicas de neuroimagen funcional confirman la organización retinotópica del cortex visual, las regiones que parecen estar involucradas en este tipo de representación son las V1, V2 y V3. En las región extraestriada parece que el cuadrante contralateral superior  se representa en áreas inferiores de V2 y V3, ocupando la superficie ventral (debajo de la cisura calcarina), y el cuadrante contralateral inferior se representa en áreas superiores de V2 y V3, que se extienden sobre superficies laterales y mediales.

Sistema auditivo. Si bien estudios mediante MEG evidenciaron una organización tonotópica de la corteza con una organización diferenciada en frecuencias en el giro temporal superior, estando las frecuencias más altas representadas más profundamente a lo largo de  la fisura de Silvio; estudios posteriores no los han replicado revelando una organización más compleja.

Percepción del dolor 

Zeki reveló que el área V4 o región ventral occipito-temporal (V4) estaba específicamente relacionada con la percepción del color, proponiendo tres etapas en su procesamiento:

  1. en V1 y posiblemente en V2 relacionada con la presencia e intensidad de diferentes longitudes de onda y su distinción.

  2. en V4 que corresponde a las operaciones automáticas de constancia del color, y

  3. en la corteza temporal y frontal vinculada a los colores del objeto (significado y decisión).

Percepción del movimiento

El movimiento del sonido fue estudiado por Griffiths, revelando la existencia de una red auditiva en la corteza premotora y del parietal derecho, que estudios posteriores han revelado que es algo más extensa involucrando regiones temporo-parietales posteriores de forma bilateral.

Movimiento biológico y no biológico. Martin establece que el movimiento biológico se localiza en las regiones temporales posteriores superiores, mientras el no-biológico, como herramientas, se localizaría a nivel temporal medial o inferior. Grezes indica que la porción posterior del surco temporal superior y la corteza izquierda intraparietal se hallan involucradas en la percepción del movimiento biológico. Otros añaden más controversia y complejidad con este movimiento indicando que son más las áreas y coinciden poco con las mencionadas.

Percepción del espacio

Se asume la existencia en el cerebro humano, de una vía dorsal especializada básicamente en la visión espacial. Este principio se ha extendido al procesamiento auditivo. La información no espacial  del sonido se procesa primariamente a lo largo de una ruta ventral, mientras que la localización del sonido se procesa en una ruta dorsal y áreas posteriores de la corteza auditiva primaria. También se ha demostrado que distintos patrones visuales interactúan primero en la zona lateral occipital de V5, sugiriendo que es la primera en reunir información espacial del conjunto de ambos campos visuales.