3.4. Las agnosias

La agnosia se refiere a una alteración en el reconocimiento de estímulos que no es consecuencia de déficits sensoriales, ni de deterioro intelectual, ni de lenguaje; además hay autores que sugieren que los sujetos con agnosias no pueden aprender nuevos estímulos. Dada su especificidad funcional y neruoanatómica son específicas de cada modalidad sensorial, e incluso de características específicas de los estímulos, así tenemos agnosias visuales, auditivas y somatosensoriales. Las agnosias son específicas, un mismo sujeto puede ser agnósico para más de una modalidad sensorial, producida por trastornos difusos o degenerativos. El auténtico y final reconocimiento de un estímulo es amodal o polimodal, evocando recuerdos almacenados en otra modalidades e incluso un significado afectivo; así cada estímulo se representa en diferentes mapas sensoriales y en diversas áreas cerebrales.

Agnosias Visuales

Ceguera cortical: es un déficit ocasionado por lesiones en la corteza visual primaria de forma bilateral, que en algunos casos produce lo que se conoce como visión ciega, que es la capacidad para seleccionar un estímulo visual que se ha presentado previamente en su región ciega sin que hubiera en ese momento reconocimiento. Esta capacidad visual tras lesión bilateral de VI podría deberse a la conexión entre células de la retina y el NGL (geniculado lateral) del tálamo y su conexión con las neuronas que proyectan fuera del cortex estriado pues éstas no se ven afectadas por la lesión. Otra explicación dependería de las conexiones entre el colículo superior y la corteza extraextriada (relacionada con el control de los movimientos oculares).

Las agnosias se refieren a las alteraciones en la capacidad para identificar y reconocer objetos. Podemos reconocer las agnosias visuales según la vía que se vea afectada por la lesión cerebral.

En la via parvocelular se distingue entre:

  • agnosia aperceptiva o perceptiva: perdida de la capacidad para reconocer estímulos visuales, con una agudeza visual normal;

  • agnosia asociativa: la percepción estaría preservada pero conllevaría una incapacidad para otorgar un significado al objeto percibido (ej. No saber para qué sirve). Warrington sugiere que se produce por un déficit específico de la categorización semántica.

También hay otro tipo de agnosias como la acromatopsia: pérdida de la visión en color, reduciéndose a blanco y negro, aunque también pueden percibir grises y brillos.

Otro tipo es la agnosia cromática: incapacidad para denominar y designar colores.

También podemos encontrar agnosias a estímulos específicos como la prosopagnosia: perdida de la capacidad para percibir caras. Existen dos tipos: aperceptiva: el sujeto no puede discriminar una cara de otra; y asociativa: no puede reconocer caras familiares. Damasio ha sugerido que implica un fallo más general y que afecta a la capacidad para identificar la individualidad dentro de un conjunto de objetos similares.

En la vía magnocelular, se refieren a agnosias que afectan a la percepción del movimiento o a la situación de los objetos en el espacio. El trastorno más característico es el Sindrome de Balint: incapacidad para percibir el campo visual como un todo, aunque se pueden percibir las partes individualmente. Se produce por dificultades en la atención visual o al direccionar la mirada o dificultades para alcanzar los objetos a partir de información visual (ataxia óptica).

Agnosias Auditivas

Se refieren a alteraciones para el reconocimiento de estímulos auditivos con audiometrías atención visual o de primaria la dirección de la mirada o dificultades para alcanzar los objetos a partir de la información visual (ataxia óptica).normales.

Podemos distinguir entre agnosia para los sonidos: incapacidad para reconocer y dar significado a sonidos no verbales como consecuencia de lesiones en la corteza auditiva y secundaria derecha, como la amusia que es un trastorno para el procesamiento de la música, que si es por la afectación de la corteza auditiva del lado derecho implica una alteración en el reconocimiento de melodías, mientras que en el izquierdo conllevaría incapacidad para leer e interpretar notas musicales o melodías.

Y sordera pura de palabras: que es una incapacidad para reconocer sonidos verbales, motivado por lesiones en las áreas auditivas primarias y secundarias del lado izquierdo.

Agnosias Somatosensoriales

La más conocida es la asterognosia o agnosia táctil, que es la incapacidad para reconocer las características de los objetos por el tacto. Abarca desde la incapacidad para reconocer la forma de los objetos, e incluso el tamaño y el peso de los objetos explorados.

Otro trastorno es la somatoagnosia: incapacidad para reconocer partes del cuerpo; la más particular y usual es la agnosia digital específica del reconocimiento de los dedos tanto en denominarlos como designarlos o el control voluntario del movimiento separado de los dedos.

Otro trastorno somatosensorial es el Síndrome de Gertman producido por lesiones en la corteza parietal inferior del hemisferio izquierdo que implica agnosia digital, la desorientación derecha-izquierda, agrafia espacial y apráxica (perdida de los patrones sensoriomotores de letras y palabras) y acalculia espacial.