16.1. Modelo multifásico de evaluación e intervención neuropsicológica: conectar evaluación e intervención

Este modelo comienza con técnicas de observación del comportamiento estructuradas y continua con evaluaciones más extensas de carácter cognitivo y psicológico.

Fase 1: Identificación del problema

Estudiantes con trastornos leves.

Organización del programa:

  • Entrevista con los profesores

  • Observación en el aula y examen del trabajo de los niños en clase

  • Procedimientos para una evaluación basada en el currículum

  • Análisis de los recursos del aula

  • Decisiones para solucionar el problema

Fase 2: Plan de intervención conductual

Se aplica un plan de intervención, basado en los datos de la observación del comportamiento inicial.

Procedimientos basados en el curriculum, tales como los medios para:

  • Identificar los niveles actuales de habilidades académicas

  • Supervisar estrateguas o planes de intervención

  • Evaluar el ámbito docente de los ecocomportamientos, velocidad de presentación, refuerzos, contingencias, facilitación, claves y mecanismos de retroalimentación

  • Evaluar los problemas de lectura y aprendizaje leves y moderados

  • Evaluar habilidades, sobre todo las elementales

  • Reducir otras evaluaciones prolongadas y costosas

  • Sobe la base de los datos, llevar a cabo consultas para solucionar las dificultades académicas de los alumnos

Fase 3: Estudio cognitivo infantil

En esta fase con el fin de identificar las deficiencias cognitivas, perceptivas, de memoria y de razonamiento que subyace a las dificultades académicas, se realizan medidas del funcionamiento intelectual, académico y psicológico. También es aconsejable analizar la fluidez verbal, la conciencia fonológica, conocimientos de vocabulario.

Fase 4: Plan de intervención cognitiva

Se tratan los puntos fuertes y débiles existentes en cada caso, Los esfuerzos en estos momentos se dirigen al aumento de la conciencia fonológica para mejorar explícitamente las habilidades de decodificación, la formación de estrategia en comprensión. También resulta útil el adiestramiento en habilidades de estudio y estrategias de organización. Hay que prestar atención en el funcionamiento psicológico del niño, aplicar técnicas para aumentar la autoestima, la interacción social y el bienestar psicológico.

Fase 5: Evaluación neuropsicológica

Los niños con lesión cerebral por traumatismo craneoencefálico o enfermedades del SNC requieren una evaluación neuropsicológica minuciosa. También son necesarios exámenes neuropsicológicos en el caso de complicaciones en el parto, prematuridad, hipoxia o la exposición a agentes teratógenos.

Fase 6: Plan integral de intervención neuropsicológica

Bergquist y Malec surgieren que la evaluación neuropsicológica sirve de base para la planificación del tratamiento. Consisten en potenciar las habilidades compensatorias y técnicas de regulación a largo plazo. En esta fase algunos niños necesitan medicación farmacológica.

Fase 7: Evaluación neurológica y/o neurorradiológica

Esta es una fase crucial en trastornos infantiles. Los niños con enfermedades que ponen en riesgo a su vida, que no responden a la medicación, necesitan durante esta fase evaluaciones permanentes y tratamiento médico ( neurocirugia, quimioterapia..).

Fase 8: Rehabilitación médico-neurológica

Un porcentaje pequeño de niños con lesiones cerebrales necesitan una rehabilitación médico-neurológica. Estos tratamientos requieren hospitalización a corto y medio plazo. Un equipo médico compuesto por: neurólogos pediátricos, psicólogos, logopedas, fisioterapéuticas y trabajadores sociales diseñan intervenciones que ayuden a corregir o rehabilitar los problemas de los niños.

Contenido relacionado