10.4. Empleados saludables

Las características de los empleados saludables se centran en cinco aspectos:

 

  1. Autoeficacia.
  2. Esperanza.
  3. Optimismo.
  4. Resiliencia.
  5. Work engagement.

Y conforman el capital psicológico, según Luthans y Youssef, (2004)

Características de los empleados saludables

Autoeficacia

La autoeficacia es la expectativa de que una persona es capaz de desempeñar una acción de manera eficiente. (Bandura, 1997)

La autoeficacia afecta a nuestras conductas, pensamientos y sentimientos.

Conductas: elegimos aquellas conductas que somos capaces de dominar y evitamos las otras. También está relacionado con la persistencia y el tiempo que empleamos para resolver dificultades.

Pensamientos y sentimientos: poca autoeficacia genera estrés debido al sentimiento de incapacidad; la atención se distrae y se dificulta el uso de los recursos disponibles.

La investigación respalda que la base del optimismo y las emociones positivas es la percepción de auto-eficacia. (Bandura, 2008)

Esperanza

Esperanza: estado emocional positivo basado en la interacción de tres factores:

  • Objetivos.
  • Agencia personal: influir intencionalmente en las situaciones y en uno mismo.
  • Planes de acción.

La agencia personal proporciona el impulso para seguir los planes de acción que llevarán a la consecución de los objetivos.

Esta característica parece estar muy relacionada con la salud, la satisfacción laboral y el desempeño.

Optimismo

Optimismo: actitud que induce al trabajador a esperar que le sucedan cosas buenas.

La variable “control de la situación” genera las siguientes situaciones:

Cuando se tiene poder sobre la situación, el trabajador optimista se centrará en el problema, resolviéndolo con mayor eficacia. Cuando la situación no está bajo su control, el optimista acepta la situación, frente a los pesimistas que no la aceptan, negando el problema.

El pesimista, además, en las situaciones que están bajo su control, no se centra en la situación, sino que espera que algo vaya a ir mal fuera de su control.

Los optimistas suelen atribuir sus éxitos a sus propias capacidades, generalizables a otras situaciones futuras y estables en el tiempo, y sus fracasos a causas externas; no generalizables al futuro. Los pesimistas atribuyen el éxito y el fracaso en el sentido opuesto.

Resiliencia

La resiliencia es la capacidad de una persona o grupo para seguir proyectándose en el futuro a pesar de acontecimientos desestabilizadores, de condiciones de vida difíciles y de traumas a veces graves.

Algunos atributos de las personas con alta resiliencia son: Competencia social, habilidad en la resolución de problemas, la autonomía y la orientación al futuro.

Una organización resiliente sería aquella tras superar un periodo de crisis puede salir reforzada como empresa.

Engagement

Engagement: estado afectivo positivo de plenitud que es caracterizado por el vigor, la dedicación y la absorción en el trabajo.

Vigor: altos niveles de energía y activación mental en el trabajo. Voluntad y predisposición al esfuerzo. Persistencia, incluso ante las dificultades.

Dedicación: entusiasmo inspirado en el trabajo.

Absorción: concentración en la tarea. Sentimiento de que el tiempo pasa rápidamente, y dificultades para desligarse del trabajo.

El engagement se ha considerado el opuesto del burnout; el agotamiento y el cinismo podrían ser las características opuestas al vigor y la dedicación.

Flow

El flow no se recoge entre las características de los empleados saludables, pero es un concepto muy relacionado con el engagement.

El flow es un proceso más puntual que el engagement, y relacionado con características o tareas concretas del trabajo, y no tanto con el trabajo en general.

Ocurre cuando una persona está motivada y capacitada para realizar una actividad que, además, debe ser desafiante. La persona se esfuerza al máximo, empleando toda su potencialidad.

Empleados con talento

Cómo identificar un empleado con talento - Vanesa Latras (2010)

  1. Motivación y pasión por la actividad que desarrolla.
  2. Constancia y perseverancia; alta tolerancia a la frustración.
  3. Búsqueda de la excelencia profesional. Capacidad para replantearse la situación en aras de la mejora continua.
  4. Gestión del conocimiento, capacidad para mantenerse actualizado, reciclarse y nutrirse de los demás.
  5. Alta dedicación y dirección del esfuerzo hacia el desarrollo de sus capacidades.
  6. Adaptación a los cambios; cambio como oportunidad.
  7. Proactividad
  8. Pensamiento global; actuación de forma local.
  9. Equilibrio emocional.
  10. Divulga sus aportaciones; vocación de servicio y de beneficio común.

Pasión

Pasión: fuerte inclinación hacia una actividad que gusta y que se considera importante, sobre la que se invierte tiempo y energía.

La pasión puede ayudar a incrementar la motivación, el bienestar y la identificación; aunque también puede llevar al desarrollo del burnout o a la adicción al trabajo.

Vallerand y Houlfort (2003) diferencian entre dos tipos de pasión:

  1. La Pasión Armoniosa se genera de una actividad libre que se escoge por el placer que supone realizarla. Está caracterizada por la persistencia, la autonomía y la flexibilidad, por la pura motivación intrínseca. Esta pasión se ajusta dejando tiempo para otras actividades dentro de la vida de la persona.
  2. La Pasión Obsesiva está conectada con la motivación externa, de querer agradar a otros, mantener un cierto estatus importante para la autoestima. Esta pasión obsesiva puede llegar a ser inmanejable, hasta controlar la vida de la persona. Cuando la pasión obsesiva está en juego, la persona no es capaz de terminar con la actividad, por ninguna razón, y en consecuencia provoca ansiedad, culpabilidad y genera disminución de la autoestima.

Adicción al trabajo

Adicción al trabajo: daño laboral de tipo psicosocial caracterizado por el trabajo excesivo que se lleva cabo debido a una irresistible necesidad o impulso de trabajar constantemente.

Los adictos al trabajo trabajan por encima de lo requerido y se esfuerzan más de lo que se espera de ellos, lo que supone que descuiden otras áreas de su vida.

Características clave del trabajador adicto:

  • Trabajo excesivo.
  • Negación del problema.
  • Trabajo compulsivo.
  • Necesidad de control.
  • Importancia y significado del trabajo.
  • Vitalidad, energía y competitividad.
  • Problemas extra-laborales
  • Problemas de rendimiento a medio-largo plazo.

Características importantes del trabajador adicto:

  • Manipulación de la información.
  • Realización de tareas innecesarias.
  • Comunicación interpersonal deficiente.
  • Problemas de salud.
  • Autoeficacia (a veces muchas tareas innecesarias).

Contenido relacionado