8.7. Programas de intervención

Se distinguen tres tipos de intervención para reducir el estrés, que se diferencian según dónde se ponga el foco de interés.

Los 3 tipos de intervención en la reducción del estrés

La intervención primaria en la reducción del estrés

El objetivo de la intervención primaria es eliminar las fuentes de estrés que afectan a la salud.

Se trata de mejorar el diseño del trabajo reorganizando los horarios o regulando la carga de trabajo.

La intervención secundaria en la reducción del estrés

La intervención secundaria pretende reducir las consecuencias del estrés a través de la formación que potencie las capacidades o mecanismos de afrontamiento de los empleados.

Cursos de asertividad, resolución de conflictos, relajación, etc.

La intervención terciaria en la reducción del estrés

Se centran en el tratamiento individual de los empleados que presentan problemas graves.

Programas para compaginar la vida laboral y familiar. Recuperación de hábitos saludables, como dejar de fumar o reducción de peso.

Tanto los programas primarios como secundarios pueden ser proactivos o reactivos, según se actúe antes o después de que aparezcan los problemas. Los programas de intervención terciaria siempre son reactivos.

En una revisión meta-analítica –Richardson y Rothstein, 2008- concluyen que los programas de intervención son eficaces en general, pero sobre todo los cognitivo-conductuales.

Fases de un programa de intervención en la reducción del estrés

Factores clave en el éxito de programas de intervención - Schaufeli, 1999

Realizar un análisis adecuado del problema, basado en teorías científicas sólidas.

Usar instrumentos válidos y fiables.

Diseñar programas sistemáticos y por fases. Evaluaciones antes y después de la intervención.

Combinar medidas dirigidas a las características del trabajo con otras que aumenten los recursos del empleado.

Contar con profesionales expertos.

Planificar de forma realista y previniendo las posibles dificultades.

Buscar la implicación activa de todos los miembros de la organización.

Conseguir el apoyo de la Dirección durante todo el proceso.

Conclusiones

Aunque los estudios longitudinales han ganado terreno en los últimos años, buena parte de los resultados disponibles se basan en estudios transversales. Esto limita las inferencias causales. Por ejemplo en el estudio sobre los efectos de los riesgos laborales sobre la salud no se puede concluir si un determinado riesgo, por ejemplo la sobrecarga de trabajo, deteriora la salud física, o es al revés, que el deterioro de la salud física aumenta la percepción de sobrecarga de trabajo.

Otra limitación se refiere al uso de medidas de auto-informe. Pecan de subjetividad.

En el futuro la investigación sobre el estrés laboral deberá adoptar una perspectiva amplia, que busque la promoción integral de la salud, en su dimensión tanto personal como organizacional. Esto supone que al potenciar el bienestar de los empleados se mejora la eficacia y los resultados de la organización.

Contenido relacionado