8.6. Consecuencias del estrés laboral: el burnout

Definición del burnout

El síndrome del burnout se ha considerado una consecuencia de la exposición prolongada a estresores crónicos del entorno laboral, y se caracteriza por tres síntomas:

 

  1. Agotamiento emocional.
  2. Cinismo, o despersonalización.
  3. Baja realización personal.

El agotamiento emocional se refiere a los sentimientos de no poder dar más de sí a nivel emocional y a una disminución de los recursos personales. La despersonalización es una respuesta de distancia negativa, sentimientos y conductas cínicas. La reducida realización personal se refiere a la disminución en los propios sentimientos de competencia y logro personal en el trabajo.

Sintomatología y consecuencias del burnout

En los síntomas físicos se destacan la fatiga, dolores de cabeza, alteraciones del sueño, etc. Los síntomas psicológicos suelen ser la reducción de la atención y la apatía.

Entre las consecuencias sobre las actitudes laborales se da una reducción de la satisfacción, del compromiso con la organización y del desempeño y un aumento del absentismo y de la intención de abandonar la organización.

El burnout y las variables personales

Aunque el peso de las variables organizacionales y el estrés en la génesis del burnout es claro, también se ha vinculado con algunas variables personales.

Las mujeres muestran más agotamiento personal y los hombres más cinismo.

Las puntuaciones más elevadas de cinismo se considera un mecanismo de coping que ayuda a los hombres a manejar mejor el estrés.

En los profesionales de la salud mental, el burnout se relaciona especialmente con la edad y las horas de trabajo.

Variables de personalidad significativas:

Autoeficacia general, autoestima, afectividad positiva y negativa, locus de control interno, la estabilidad emocional, la conciencia ,la extraversión, la agradabilidad, el optimismo, la personalidad proactiva y la dureza.

El burnout y el engagement

El engagement es un estado psicológico positivo del empleado caracterizado por altos niveles de energía y vigor, dedicación y entusiasmo por el trabajo, así como total absorción y concentración en la actividad laboral. Inspirado en los planteamientos de la Psicología Positiva.

 

Se relaciona negativamente con el burnout.

Los recursos que ofrece el puesto se relacionan con el engagement más que las demandas.

El engagement se asocia con resultados positivos.

Desde la teoría de Conservación de Recursos –Hobfoll- y de las Demandas-Recursos -Bakker et al-, se plantea que las elevadas demandas que se hacen a los trabajadores sin recursos personales u organizacionales adecuados, les llevan a una situación de desgaste y agotamiento, que deriva en burnout. Y al contrario, disponer de recursos te protege contra el burnout.

Disponer de recursos activa procesos motivacionales que incrementan la disposición a esforzarse en el trabajo, lo que a su vez aumenta el engagement. A su vez protege de de la presión relacionada con el agotamiento de los recursos.

 

Contenido relacionado