7.2. Características que definen la iniciativa personal

Definición de iniciativa personal

Frese y Fay (2001) definieron la iniciativa personal como un síndrome conductual caracterizado por tres aspectos:

 

  1. Se trata de conductas auto-iniciadas.
  2. Pro-activa: se anticipan a la situación o problema.
  3. Persistente: capaz de superar las posibles barreras que surjan.

A estos tres aspectos iniciales es necesario añadir dos más:

 

  • Pro-organización: las conductas deben estar alineadas con los objetivos organizacionales.
  • Capaz de modificar el ambiente.

Características de la iniciativa personal analizadas desde la teoría de la acción

Las metas constituyen el concepto más importante para la teoría de la acción, puesto que la acción se define como conducta orientada por las metas. La acción es la unidad mínima de conducta que está relacionada con una meta consciente. Podemos analizar la secuencia de la acción en cuatro pasos:

 

  1. Desarrollo del objetivo
  2. Revisión de la información y pronóstico
  3. Desarrollo del plan y ejecución
  4. Control de la ejecución del plan y feedback.

Ver tabla 7.1. pag. 216.

La conducta auto-iniciada y los 4 pasos de la iniciativa personal

Un individuo realiza una acción sin que se le pida que lo haga, y sin que sea una exigencia explícita de su rol. Se trata de los objetivos auto-impuestos frente a los asignados.

Autoiniciar un objetivo implica que uno mismo ha desarrollado la idea. Aunque también cuando se recoge una idea previa que nunca ha sido puesta en práctica en un determinado contexto.

1. Objetivos

La base de la teoría de la acción es que las acciones están guiadas por los objetivos o metas. En el contexto laboral estas metas son las tareas requeridas.

2. Revisión de la información y pronóstico

Una exploración activa de información analiza el entorno en busca de indicadores importantes. Autoiniciar esa búsqueda hace más fácil encontrar oportunidades.

La búsqueda activa de información es típica en los nuevos empleados, a través de preguntas abiertas a algunas personas del grupo, y a través de la observación del entorno.

3. Desarrollo del plan y la ejecución

Los planes se convierten en puentes entre el pensamiento y la acción. Son los que permiten especificar los pasos para la consecución del objetivo. Los planes activos van más allá de lo normal y obvio.

4. Control de la ejecución del plan y feedback

Ser auto-iniciado se refiere al hecho de desarrollar por sí mismo las comprobaciones y el feedback.

Crear una red de relación con compañeros y supervisores, negociación de cambios en el puesto de trabajo, búsqueda de ánimo positivo.

La conducta proactiva y los 4 pasos de la iniciativa personal

1. Objetivos

Los objetivos proactivos se centran en el largo plazo y se anticipa a las demandas, tanto a los problemas como a las oportunidades, de tal manera que se obtiene una mayor ventaja, tanto para resolver las dificultades como para aprovechar las oportunidades.

2. Revisión de la información y pronóstico

En definitiva, se trata de poner en práctica los objetivos del apartado anterior. Ser proactivo en este punto supone buscar activamente problemas y dificultades, y las vías de resolución antes de que aparezcan. Del mismo modo ocurre con las dificultades.

3. Desarrollo del plan y la ejecución

Se refiere al establecimiento de los “planes b” cuando algo va mal, o cuando se detecta una oportunidad.

4. Control de la ejecución del plan y feedback

Desarrollo de indicios o testigos que permiten detectar a tiempo la ocurrencia de problemas u oportunidades.

La conducta persistente - superar barreras- y los 4 pasos de la iniciativa personal

Introducir una mejora supone realizar cambios y, generalmente, no suelen funcionar a la primera vez.

1. Objetivos

La persistencia permite ir superando las barreras. En este proceso están involucrados aspectos emocionales auto-regulatorios. Es importante responsabilizarse del objetivo y de sus resultados ya que esto conlleva a la implicación personal.

2. Revisión de la información y pronóstico

Se refiere a la fortaleza frente a las dificultades a la hora de buscar información y pronóstico.

3. Desarrollo del plan y la ejecución

Las dificultades pueden bloquear un plan de acción. Nuevamente, son los “planes b” los que nos ayudan a superar estas barreras.

4. Control de la ejecución del plan y feedback

Proteger la búsqueda de feedback de las dificultades que puedan aparecer.

NOTA: Habría que buscar un ejemplo práctico de empresa donde situar cada uno de los aspectos de la Iniciativa personal relacionadas con la teoría de la acción. Tal y como está en el libro es una perorata teórica.

 

Contenido relacionado