3.4. Iniciativas y estrategias de los nuevos empleados

Ante la situación de incertidumbre y cambio, las personas establecen nuevos patrones de conducta que permiten adaptarse y/o cambiar la situación.

El afrontamiento

Se trata de los esfuerzos cambiantes que se desarrollan para manejar las demandas específicas externas y/o internas que son evaluadas como excedentes o desbordantes de los recursos del individuo.

(Lazarus y Folkman, 1984)

Feldman y Brett (1983) diferencian ocho tipos de respuestas -ESTRATEGIAS- de afrontamiento de las personas que se incorporan a un nuevo puesto de trabajo: (página 90)

  1. Trabajar más horas
  2. Cambiar los procedimientos de trabajo
  3. Redefinir el puesto
  4. Delegar responsabilidades
  5. Tomar ayuda de otros para realizar las tareas
  6. Buscar información
  7. Buscar apoyo social
  8. Paliación o respuesta paliativa (no resulta adaptativa, suele ser disfuncional)

Búsqueda de información

Es una de las conductas más estudiadas. La búsqueda de información permite, por una parte, reducir la incertidumbre ayudando a comprender, predecir y controlar el ambiente, y por otra, compensar el déficit de información inicial.

La estrategia que siguen los empleados para lograr información pasan desde las preguntas abiertas a alguna persona de la organización, a la observación.

Otras conductas proactivas

El ensayo o experimentación como fuente de información.

La búsqueda de feedback.

Creación de redes de relación con compañeros y supervisores.

Negociación de cambios en el puesto de trabajo.

Búsqueda de un estado de ánimo positivo.

Espiral de éxito

Muy unida a la noción de autoeficacia, hace referencia a que los ajustes y desajustes controlados son el motor del crecimiento, que el éxito del nuevo empleado ante tareas que presentan demandas equilibradas o desafiantes produce un nuevo desarrollo de la competencia personal y, al mismo tiempo, favorece la optimización en tareas posteriores con mayores demandas (Nicholson, 1987).

Contenido relacionado