2.4. Procesamiento oponente

En el siglo XIX, los investigadores de la percepción con una orientación fenomenológica, siempre concedieron una gran importancia a la forma en que los colores aparecen en nuestra experiencia consciente. Varios fenómenos relacionados con la percepción del color encontraban difícil acomodo en la teoría tricromática.

Fenómenos que cuestionan la teoría tricromática

a) Tareas de clasificación de colores. Hering observó que, cuando se pedía a los sujetos el agrupamiento de un conjunto de fichas de diferentes colores, el número de categorías más frecuentemente utilizado era cuatro: rojo, verde, azul y amarillo. Si los colores fundamentales fueran tres, ¿por qué se utilizaba el amarillo como categoría independiente de las otras tres?

b) Combinaciones de colores. La teoría tricromática no es capaz de explicar por qué no podemos tener experiencia de determinadas combinaciones.

c) Deficiencias cromáticas. La pérdida de experiencia de color no ocurre de forma individualizada para cada uno de ellos, sino que tiene lugar por pares, y los emparejamientos no son arbitrarios si n que afectan al par rojo-verde o al par azul-amarillo.

d) Posefecto de color. Si un observador fija su vista en una superficie coloreada durante cierto tiempo y, a continuación, cambia su mirada a una superficie blanca, esta superficie adquirirá la apariencia del color oponente al que tenia la primera superficie.

El posefecto de color está íntimamente relacionado con el fenómeno de adaptación cromática que consiste en la pérdida de sensibilidad para un determinado matiz como consecuencia de una exposición repetida a ese mismo matiz.

Ernst Mach propuso la existencia de seis colores fundamentales: rojo, verde, azul, amarillo, blanco y negro.

Teoría de Hering

Sostuvo la existencia de 6 colores fundamentales relacionados en pares amarillo-azul, rojo-verde y blanco-negro. Sin embargo, su teoría de los receptores defendía la existencia de tres sistemas retinianos.

Para Hering, cada receptor estaba preferentemente dedicado al procesamiento de un par de colores oponentes y la repuesta de los receptores no era monofásica (excitatoria), sino bifásica (excitatoria e inhibitoria). Hering asumió la existencia de tres sustancias vitales en la retina, cada una capaz de experimentar un cambio químico en una de dos direcciones antagónicas. Hering llamó a estos cambios asimilación y desanimación y relacionó la fase de asimilación de cada sustancia con la codificación del azul, el verde y el negro, y la fase de desasimilación con la codificación del amarillo, el rojo y el blanco respectivamente. Cada uno de los tres pares, amarillo-azul, rojo-verde y blanco- negro el primer miembro del par estaba asociado con la reasimilación y el segundo con la asimilación.

La teoría preferida fue la teoría tricromática, aunque von Kries y posteriormente Müller y Schrödinger manifestaron que las dos teorías no tenían por qué ser incompatibles. Ambas podías ser correctas pero en fases diferentes del procesamiento del color.

Teoría de Hurvich y Jameson

Utilizaron un procedimiento psicofísico conocido como experimento de cancelación de matiz. En este tipo de experimento, se pide al observador que juzgue si una luz de prueba tiene apariencia, por ejemplo, rojiza o verdosa.

  • Si la apariencia es rojiza, el observador debe añadir una luz verde hasta cancelar la impresión de luz rojiza.
  • Si aparece verdosa, la luz que debe añadir es la roja.

La idea central en el procedimiento consiste en la cancelación mutua de los matices oponentes de forma que, una vez que el matiz rojo o verde de la luz de prueba ha sido cancelado, la luz de prueba, más la luz añadida para cancelar, adquiere una tonalidad amarilla, azul o gris.

Se utiliza luz amarilla para cancelar el azul y luz azul para cancelar la amarilla.

El matiz rojo está presente en las longitudes de onda bajas aunque en menor medida que en las altas; en las longitudes de ondas medias predomina exclusivamente el verde.

Hurvich y Jameson propusieron una teoría de la codificación del color de dos fases que reconciliaba la teoría tricromática de Helmholtz con la teoría de los procesos oponentes de Hering.

La teoría tricromática era fundamentalmente correcta en el nivel de los receptores puesto que solamente existían tres tipos de fotorreceptores en la retina que se activaban en distinto grado ante cada longitud de onda. Sin embargo, en una segunda fase se producía una nueva codificación en términos de procesos oponentes de forma que determinados mecanismos cerebrales codificaban el par rojo-verde mientras otros mecanismos codificaban el par azul-amarillo. Hurvich y Jameson postularon además la existencia de un tercer mecanismo no oponente para el par blanco-negro encargado de procesar la claridad.

El modelo de Hurvich y Jamesos postulaba la existencia de determinados mecanismos neuronales para explicar los datos psicofísicos, pero no estaba apoyado en evidencia fisiológica directa.

Investigaciones de DeValois

Descubrió en el núcleo genicular lateral (NGL) del tálamo de primates, células que respondían de los procesos oponentes. Unas células eran activadas por la luz roja e inhibidas por la luz verde y otras respondían de forma opuesta, se activaban ante la luz verde y eran inhibidas por la luz roja. Lo mismo ocurría para el par azul-amarillo.

Además encontraron células no oponentes, algunas de las cuales eran excitadas por cualquier tipo de longitud de onda e inhibidas por la ausencia de luz y tras que eran activadas por la ausencia de luz e inhibidas por su presencia. Las células descubiertas por De Valois y colaboradores presentaban un patrón de codificación del color que estaba de acuerdo con la teoría de los procesos oponentes.

Contenido relacionado