1.4. La segunda mitad del siglo XX

La psicología cognitiva

Psicología cognitiva (procesamiento de la información): La metáfora del ordenador constituye la analogía que va a servir de guía para estudiar los procesos mentales. Su objeto de estudio será el estudio de los procesos que transforman la información de entrada (Imput) y producen una determinada salida (output). Resultado de la interacción de los componentes de un sistema a través de diagramas de flujo.

Una de sus propiedades según Palmer y Kimchi (1986) es la descomposición recursiva, esto es, la posibilidad de subdividir un sistema en otros subsistemas componentes, cada uno de ellos dotados de un input (función) y de un output. A los componentes (módulos) del último nivel se les denomina características primitivas, cuando se trata de componentes de una representación. Si se trata de procesos (automáticos o controlados, individualmente o interactivamente –teoría interactiva) son llamados operaciones elementales (abajo / arriba sobre los datos que aporta el input, o arriba /abajo sobre conceptos -objetivos, creencias o feedback- que actúan sobre las operaciones más simples) La percepción es fundamentalmente un conjunto de procesos de codificación mediante los cuales se genera en el observador una representación mental del medio ambiente.

El computacionalismo

La Teoría de David Marr (ejemplo de teoría computacional simbólica): Para entender los sistemas complejos de procesamiento de información (mente o sistema visual) es necesario determinar los puntos de vista (niveles de análisis) desde los que el sistema puede ser estudiado y después integrar la información proporcionada por cada uno de ellos. Éstos son tres: Nivel computacional (¿qué hace el sistema? Objetivos y finalidad), Nivel algorítmico (¿cómo se llevan a cabo operaciones o procesos del sistema?), y Nivel de implementación (tecnología que utiliza) Niveles de organización del proceso visual (Marr): El objetivo primordial de la visión es proporcionar información sobre la forma de los objetos en el espacio, a través de tres grandes pasos: Esbozo primario (cambios de intensidad, distribución geométrica y organización de estos cambios), Esbozo 2 1⁄2-D (Orientación y profundidad de las superficies visibles. Contornos y discontinuidades. Modularidad y paralelismo). Y el modelo 3-D (centrado en el objeto mismo. Representación jerárquica y modular de primitivas volumétricas y de superficie) Representación local: Cuando en una representación existe una correspondencia uno a uno de los elementos que forman la representación y los aspectos de la escena representada.

El conexionismo, como alternativa a los sistemas simbólicos, nació con el objetivo de aproximar la teoría de los procesos cognitivos a la teoría del cerebro. Se crean las redes neuronales (conjunto de unidades elementales de procesamiento parecidas a las neuronas del cerebro conectadas entre sí de una forma determinada).

Las diferentes fuerzas de las conexiones excitatorias e inhibitorias entre las unidades definen un patrón de conectividad. Su forma de combinar las diferentes entradas se denomina como reglas de activación. La correspondencia entre el estado de activación y el output del sistema determina la función del output. Las unidades intermedias que median entre el output y el input se les denominan unidades ocultas.

En una representación distribuida cada entidad del mundo está representada por el patrón de activación del conjunto de unidades que forman parte de la red, y a su vez, cada unidad de la red puede estar implicada en la representación de muchas entidades diferentes del mundo representado.

Las neuronas no se limitan a transmitir información más o menos precisas sobre la intensidad luminosa de la imagen, sino que eran capaces de informar sobre las características elementales de un patrón y sobre la organización jerárquica de esos elementos.