1.3. La primera mitad del siglo XX

La teoría de la Gestalt

Estudio de las relaciones que estructuran las distintas partes de una escena, más que en los elementos sensoriales que supuestamente la componen. Para la Gestalt, la experiencia consciente del observador también constituía la fuente principal de datos de la investigación psicológica. Más que introspección hay que hablar de descripción fenomenológica. El todo es diferente a la suma de las partes, porque la relación en sí de los elementos produce propiedades emergentes manifestadas en el conjunto pero no pertenecientes a ellos por sí mismos. Para ellos, la semejanza entre la dinámica de los campos electromagnéticos cerebrales y la de los campos perceptivos, les llevó a formular su doctrina del isomorfismo psicofísico. En oposición al principio de verosimilitud, formularon el Principio de Prägnanz (principio mínimo) que establece que en situaciones en las que son más posibles una interpretación de la escena visual, el sistema perceptivo impondrá la interpretación más simple.

El conductismo

No se puede hablar de una teoría conductista de la percepción porque los principales teóricos del conductismo nunca llegaron a formular una. Cometieron el error de pensar que los estímulos manipulados por el investigador (nominales), eran los mismos que influyen en el organismo (funcionales)

Teoría de la percepción directa

Patrón global de la estimulación, está influenciada por la teoría de la Gestalt y posiciones del conductismo.

La Percepción ecológica de Gibson piensa que el análisis perceptivo debe centrarse en la conformación de la óptica ambiental, definidas en términos de márgenes existentes entre áreas de diferente luminancia, no en aspectos parciales de las sensaciones definidos en términos de luminancia. Las luminancias cambian con cambios en la iluminación, mientras que la conformación óptica permanece invariante ante esos cambios. La conformación óptica es un concepto relacional, mientras que las luminancias son las cantidades de luz medidas por un fotómetro.

La óptica propuesta por Gibson está organizada en torno a dos conceptos fundamentales: información y propiedad funcional.

La percepción directa de Gibson es el carácter directo que atribuye a la percepción. No necesitamos recurrir a recuerdos, a pensamientos o a inferencias para explicar la percepción. Toda información para determinar la percepción se encuentra en el medio ambiente y no necesitamos recurrir a procesos del organismo para su explicación. Esto es: No hay mediación basada sobre representaciones, y la percepción es un proceso activo (en cuanto a que es una síntesis de la información proporcionada por los sentidos y por la experiencia previa del observador)

Otras influencias 

 

Brunswick formuló el funcionalismo probabilista, que se basa como Gibson en acentuar la importancia de estudiar situaciones ecológicamente válidas (estimulaciones representativas de la situación en la que vive el organismo, y donde se quiere generalizar) Stevens formuló su ley potencial psicofísica y dio origen a la nueva psicofísica para distinguirla de la física clásica fechneriana.