4.4. La teoría de la Evolución y la Psicología

Charles Darwin consiguió dar un orden al conjunto de conocimientos aportados por la ciencia natural. En 1871 publica “El origen del hombre y la selección en relación al sexo” en el que se compara las capacidades mentales del hombre y otros animales indicando que sus diferencias son sólo de grado, siendo un ejemplo más de la continuidad entre el hombre y el resto de las especies. En 1872 publica “La expresión de las emociones en el hombre y los animales” primer manual que considera el comportamiento como una característica biológica. Resalta en su obra la importancia del estudio de la conducta a la hora de afrontar el estudio de la evolución de los organismos; describe por primera vez lo que luego será conocido como pautas de acción fija, analiza el significado biológico de la expresión involuntaria de las emociones en el hombre, y la homogeneidad con que se expresan en todas las culturas los diferentes estados mentales; y resalta el valor que para la supervivencia tienen las emociones desde el punto de vista de las propiedades motivadoras.

Para Darwin todos estos hechos se explican bajo la perspectiva de que las conductas tienen una lógica y subsisten las que tienen mayor valor adaptativo. De este modo se dio un nuevo sentido al estudio de la conducta y contribuyó decisivamente a la aparición de disciplinas como la Psicología Comparada, la Etología, la Sociobiología, la Psicología Evolucionista o la Ecología del Comportamiento.

El funcionalismo americano de Wiiliam James supone la primera iniciativa encaminada a entroncar la ciencia del comportamiento con la Teoría de la Evolución. Esta doctrina da al comportamiento una dimensión psicobiológica al describirlo como una función adaptativa. El estudio de la supervivencia de los más aptos, con respecto al estudio del comportamiento, contribuyó al nacimiento de la Psicología Diferencial y los test de inteligencia en el estudio de las diferencias individuales.

Influido por la obra de Darwin, Francis Galton publica en 1869 “El genio hereditario: examen de sus leyes y consecuencias” que supone el primer estudio sobre la herencia de la capacidad mental humana, sentando las bases de lo que sería la Genética de la Conducta.

Con la Teoría de la Evolución se infiere la equivalencia y la similitud de las características anatómicas y funcionales del hombre y el resto de los animales, lo cual posibilita encontrar puntos comunes en la función y en el sustrato que la produce.

Con la aparición de la teoría de la Evolución por Selección Natural se comienza a explicar una gran cantidad de hechos que hasta ese momento no podían ser explicados, abriendo un nuevo camino por el que la ciencia sigue investigando y descubriendo el funcionamiento de la naturaleza.

Contenido relacionado