1.2. Principios de neurotransmisión química

Neurotransmisores

Para los psicofarmacólogos, es fundamental conocer bien los seis sistemas neurotransmisores sobre los que se dirigen los fármacos psicotrópicos: serotonina; norepinefrina; dopamina; acetilcolina; glutamato; y GABA.

Algunos de los neurotransmisores que se producen pueden parecerse a los fármacos; por ejemplo, el cerebro fabrica su propia morfina, incluso puede fabricar sus propios antidepresivos, sus propios ansiolíticos y sus propios alucinógenos. Los fármacos imitan a los neurotransmisores naturales del cerebro.

El input que recibe cualquier neurona puede implicar varios neurotransmisores diferentes que llegan de muchos circuitos neuronales diferentes. La comprensión de estos inputs a las neuronas dentro de circuitos funcionales puede aportar una base racional para la selección y combinación de agentes terapéuticos.

Neurotransmisión: clásica, retrógrada, y de volumen

La neurotransmisión clásica comienza con un proceso eléctrico por el cual las neuronas envían impulsos eléctricos de una parte de la célula a otra parte de la misma célula a través de sus axones. Sin embargo, estos impulsos eléctricos no saltan directamente a las otras neuronas. La neurotransmisión implica que una neurona lance un mensajero químico, o neurotransmisor, a los receptores de una segunda neurona.

La comunicacion entre neuronas en la sinapsis es química, no eléctrica. Es decir, un impulso eléctrico en la primera neurona se convierte en una señal química en la sinapsis entre esta y una segunda neurona en un proceso conocido como acoplamiento de excitación-secreción, el primer paso de la neurotransmisión química. Esto ocurre predominantemente, en una dirección, del terminal axónico presináptico a una segunda neurona postsináptica.

Acoplamiento de la excitación-secreción

Un impulso eléctrico en la primera neurona, o neurona presináptica, se convierte en una señal química en la sinapsis por medio de un proceso conocido como acoplamiento de la excitación-secreción. Cuando un impulso eléctrico invade el terminal axónico presináptico da lugar a la liberación del neurotransmisor químico aquí almacenado. Para abrir los canales iónicos, los impulsos eléctricos cambian la carga iónica de las membranas neuronales. A medida que el flujo de sodio entra en el nervio presináptico a través de los canales de sodio de la membrana del axón, la carga eléctrica del potencial de acción se desplaza a lo largo del axón hasta que alcanza la parte terminal del nervio presináptico, donde también abre canales de calcio. A medida que el flujo de calcio entra en la parte terminal del nervio presináptico, las vesículas ancladas en la membrana interna vierten su contenido químico en la sinapsis.

El acomplamiento de la excitación-secreción es, por tanto, la manera en la que la neurona transduce un estímulo eléctrico en una acción química.