10.7. Prevención y reducción del comportamiento agresivo

Una de las estrategias, basada en el aprendizaje por condicionamiento instrumental, consiste en desaprender a comportarse agresivamente.

Si el refuerzo positivo contribuye a que se adquiera conductas, el castigo hará que dejen de realizarse e, incluso, que lleguen a extinguirse.

Para que el castigo sea efectivo, tienen que darse una serie de condiciones:

  • La persona tiene que percibir que el castigo va a ser fuerte, y muy probable.

  • Tiene que asociarlo a la conducta agresiva realizada y recibirlo antes de disfrutar de los beneficios producidos por dicha conducta.

  • A la hora de decidir si llevar a cabo o no una acción agresiva, tiene que tener en cuenta los costes que dicha acción le supondría en término de castigo, y para ello su nivel de arousal no debe ser demasiado alto, porque impediría un procesamiento deliberado.

  • Debe ver alguna opción alternativa de conducta, en esa situación concreta.

Los castigos verbales y corporales pueden tener un efecto contraproducente al funcionar como claves agresivas, activando guiones agresivos y presentando la conducta agresiva como una forma aceptable de controlar el conflicto.

Desde la teoría del aprendizaje social, se prepone contrarrestar el efecto de los modelos agresivos con la observación de modelos no agresivos, lo cual contribuye a la adquisición de pautas de conducta alternativas, sobre todo si existe un feedback positivo tras la imitación.

Otras estrategias empleadas son el entrenamiento en el manejo de la ira, que parece funcionar bastante bien, pero sólo con personas que son conscientes de que su comportamiento agresivo es consecuencia de una fleta de control de sus impulsos y están motivadas para mejorar en ese terreno.

Lo más eficaz, a largo plazo es trabajar con los niños, tanto en la familia como en la escuela, por ejemplo, introduciendo la educación para la paz en el currículo escolar, enseñándoles desde pequeños estrategias no agresivas para alcanzar sus metas.

Estrategia de la catarsis: es popular e ineficaz. Se trata de desahogarse mediante formas simbólicas de agresión.

Contenido relacionado