10.5. Por qué agredimos a otros?

Los factores detonantes de la agresión, en un momento determinado, no se producen en un vacío, sino que interactuán con otros factores que predisponen a las personas a comportarse agresivamente.

El ataque interpersonal es el instigador más potente de la agresión. Incluye una diversidad de estímulos que provienen de otras personas (insultos, menosprecios, agresión verbal y física).

Adquiere su carácter instigador por cuestiones subjetivas cuando se percibe una provocación. Por tanto debemos atender a:

  • Factores situacionales: contexto social instigador de la agresión.

  • Factores personales: modula la percepción, activación, codificación e interpretación del contexto así como las reacciones al ataque consideradas oportunas.

Por tanto la agresión no es una simple reacción fruto de una secuencia E-R (ataque-reacción) sino que en todos los casos están presentes variables intermedias y moduladoras de tal reacción.

Factores de la situación

Factores que precipitan la agresión

La mayoría tienen naturaleza social, es decir la instigación procede de otra persona o grupo, pero hay también algunos no sociales como los llamados estresores ambientales.

Instigadores sociales

1. La provocación es el principal detonante, está presente en la mayoría de los delitos de sangre, asesinatos, ataques graves. Los hombres y mujeres reaccionan igual ante la provocación. La provocación adopta formas diversas como insultos, burlas u otras agresiones verbales, que atentan contra la propia imagen personal o social. Todas ellas influyen en un estado negativo en el que las sufre.

2. El rechazo y la exclusión social, tiene en las víctimas a veces un efecto sociópeto, en muchas ocasiones las personas reaccionan agresivamente cuando son rechazadas por otras personas o por su grupo.

3. La percepción de ser injustamente tratado, todo el mundo tiene derecho a ser tratado con justicia. Cuando consideran las personas que no se les trata justamente, tienden a sentirse heridas y menospreciadas.

Las personas y los grupos se basan en varios criterios para decidir que sus aspiraciones son razonables:

  • Las normas sociales que especifican lo que cualquiera debería conseguir en esas circunstancias.

  • La propia experiencia en circunstancias similares del pasado.

  • Los resultados obtenidos por otros que se consideran comparables a uno mismo o al propio grupo.

  • Lo que otros dicen de uno o el propio grupo merece.

Instigadores no sociales

Los factores no sociales instigadores de agresión más estudiados son las claves agresivas y los estresores ambientales.

Las claves agresivas son objetos o imágenes que están presentes en la situación y que activan nuestra memoria, pensamientos y emociones relacionados con la agresión. El proceso que interviene aquí es el "priming".

Resultados relacionados con las claves agresivas:

  • No sólo las armas, sino cualquier estímulo que la persona relacionase con la agresión, puede aumentar la sapiencia de pensamientos agresivos con su mera presencia en la situación.

  • No es necesario que la persona sea consciente de esa presencia para que el efecto priming se produzca, las claves agresivas se producen de forma automática.

  • Lo que si es fundamental para un determinado estímulo active cogniciones agresivas en la persona es que ésta lo asocie con la agresión, tal como sostiene el modelo neoasociacionista.

Los estresores ambientales

Los mecanismos propuestos para explicar las relaciones entre estos factores ambientales y la tendencia a agredir son similares:

El ruido

  • Lo más estresante es la imposibilidad de predecirlo y la falta de control sobre él.

  • El ruido continuado tiene un efecto acumulativo que mina la tolerancia a la frustración.

El Hacinamiento

  • No es la densidad (nº personas) sino la experiencia subjetiva displacentera asociada a la densidad la variable que se asocia a la tendencia a agredir.

  • Afecta más a hombres que a mujeres.

La temperatura:

  • Teoría de la “Ley térmica de la delincuencia”: predice una relación lineal entre temperatura y agresión.

  • Estudios posteriores se inclinan por considerar la relación curvilínea entre el clima y la violencia siendo:

    • Clima muy frío: niveles inferiores de violencia.

    • Climas cálidos: los niveles más altos de violencia.

    • Climas extremadamente calurosos: con niveles moderadamente altos.

  • Otros estudios encuentran una relación en forma de U invertida entre el afecto negativo (que provoca la combinación de las condiciones de temperatura) y la agresión.

    • Mayores niveles de agresión: condiciones moderadas de afecto negativo.

    • Disminución de tendencia a agredir: afecto escasamente aversivo o extremadamente aversivo.

Factores que interfieren en la inhibición de la agresión

  • El alcohol: la persona bajo los efectos del alcohol es más agresiva.

  • El anonimato: porque el autor piensa que es poco probable que lo identifiquen y le hagan responsable de sus actos. Es una estrategia muy utilizada por los criminales.

Factores internos del individuo

Factores emocionales

La emoción que más se ha relacionado con la agresión es la ira:

Emoción intensa que se caracteriza por el deseo o motivación para dañar y puede instigar la agresión al menos a través de cinco vías. Está estrechamente vinculada a la agresión afectiva o reactiva ya que incide sobre alguno de los factores instigadores de la agresión.

Formas donde la emoción puede causar agresión:

  • La ira preactiva, pensamientos, esquemas de situaciones y reacciones motoras expresivas asociadas con la agresión, que se utilizan para interpretar la situación.

  • La ira aumenta el nivel de activación del organismo, aportando energía a la conducta que sea dominante en ese momento.

  • La ira misma sirve como clave informativa que puede ayudar a interpretar situaciones ambiguas, siempre en sentido hostil.

  • La ira hace que la persona que la siente preste especial atención a los estímulos o sucesos que la han provocado, y que los procese de forma más profunda.

  • La ira interfiere en la inhibición de la agresión.

Factores cognitivos:

El proceso cognitivo más estudiado, en relación con la agresión es la activación de "scripts o guiones". Estos esquemas son estructuras de conocimiento almacenado en la memoria que representan de forma abstracta, cuáles son los rasgos característicos de un determinado tipo de situación y cómo es la secuencia apropiada de acciones en ella.

Incluyen expectativas sobre cómo se comportan las personas, que se encuentran en esas situaciones y sobre las consecuencias de diferentes opciones de conducta.

1. Los guiones

Se adquieren, mediante la experiencia en cada tipo de situación, ya sea directamente o de forma vicaria, es decir por observación. En ellos van incluidas creencias normativas sobre cuál es el comportamiento normal en esas situaciones, creencias que guían la decisión de si una determinada respuesta es apropiada o no en esas circunstancias.

Factores que pueden provocar la activación de guiones agresivos:

  • Los instigadores situacionales.

  • La ira.

  • Las atribuciones.

2. La rumiación

Proceso cognitivo, que puede fomentar la agresión. Son pensamientos recurrentes referidos a una meta frustrada o a una provocación, que tienen la propiedad de mantener los sentimientos de ira tiempo después del suceso que los ha desencadenado.

Es un proceso cognitivo, que se relaciona con la activación fisiológica, con la emoción, con las atribuciones y con las intenciones de conducta.

3. La desconexión moral

Consiste en considerar los criterios éticos o morales que rigen el propio comportamiento en situaciones normales, no se aplican en un caso concreto.

Hay varios mecanismos por la que puede producirse la desconexión moral:

  • La justificación moral: se justifican las acciones agresivas apelando al bien de la persona o al de la sociedad, o a la salvaguardia del honor.

  • Deshumanización de la víctima.

Factores de riesgo

Son aquellos que ejercen un efecto más a largo plazo sobre el comportamiento agresivo, porque influye en lo que las personas aprenden, en sus creencias y en su forma de interpretar la realidad.

El ambiente familiar

El comportamiento de los padres ejerce gran influencia en los niños. Hay una relación entre el clima de agresión y violencia existente en la familia durante la infancia y las creencias y conductas agresivas que los individuos muestran en etapas posteriores de su vida.

Las amistades

Las relaciones con los compañeros de edad constituyen otra poderosa influencia sobre la agresión. Los niños agresivos, son rechazados por sus compañeros y eso crea un aumento de la conducta agresiva.

La cultura

Cuando una cultura tolera la agresión, sus miembros mantienen la creencia de que es una vía normal y aceptable de resolver conflictos y alcanzar metas, y recurren habitualmente a ella.

Culturas del honor: tipo de cultura colectivista que otorga un gran valor a la reputación de la persona, es decir a su imagen social. Tolera y justifica que se responda a cualquier amenaza a la propia reputación con agresión, incluso violenta, para restaurarla.

Medios de comunicación

La agresión y la violencia están muy presentes en los medios de comunicación, incluso en los que van dirigidos a espacios infantiles.

Efectos que producen los medios de comunicación, en la exposición de la violencia.

A corto plazo:

  • Aumento del arousal.

  • Aumento de la ira y la hostilidad.

  • Priming de pensamientos agresivos.

  • Imitación.

A largo plazo:

  • Aprendizaje por observación.

  • Desarrollo de guiones agresivos y estilo atributivo hostil

  • Desinhibición.

  • Desensibilización emocional.

Factores personales

Factores biológicos.

  • Rasgos de personalidad: hay personas que poseen un "estilo atributivo hostil", es decir son propensas a percibir en los demás una actitud hostil, y a esperar que se comporten de acuerdo con esa actitud y a interpretar sus reacciones de forma congruente con esa expectativa.

  • Búsqueda de autoestima positiva: contradice la creencia popular de que las personas agresivas tienen la autoestima baja y recurre a ese tipo de comportamiento para aumentar su valía.

  • Autocontrol: capacidad de ajustar la propia conducta a las normas.

  • Creencias personales: destacamos las relativas a la autoeficacia.

  • Diferencias de género: los hombres agreden más que las mujeres.

Contenido relacionado