10.4. Cómo se explica la conducta agresiva en Psicología Social?

La agresión como impulso innato

Teoría de la "frustración-agresión"inspirada en los escritos de Freud. Considera que toda conducta agresiva humana es resultado de un impulso interno del organismo que se activa cuando éste se le impide conseguir una determinada meta que intenta alcanzar.

Dollard, Doob, Mowrer y Seaars, defendian dos postulados:

  • Toda conducta agresiva es resultado de la frustración.

  • La frustración siempre da lugar a alguna forma de agresión.

Ni toda agresión es producto de la frustración, ni siempre que alguien se siente frustrado en sus objetivos agrede a otros, varios años después otro autor Berkowitz, trató de ampliar dicha hipótesis proponiendo matizaciones:

  • No es la frustración en sí la que provoca la tendencia a agredir, sino el estado afectivo negativo que la frustración desencadena.

  • Cualquier suceso o estímulo aversivo puede llegar a la agresión o a la huida.

  • El que la agresión se produzca o no dependerá de la interpretación cognitiva que se haga de la situación y de la presencia de claves externas asociadas con la agresión.

La agresión como comportamiento aprendido

Otro modelo de aprendizaje que ha sido también aplicado para explicar la conducta agresiva, aunque en menor medida, es el basado en procesos de condicionamiento clásico.

Teorías psicosociales de la agresión

El modelo neoasociacionista cognitivo

Se desarrolla de la siguiente forma:

  • Una experiencia desagradable nos provoca un estado afectivo negativo.

  • Debido a nuestra programación biológica, ese estado afectivo negativo automáticamente activa en nosotros tendencias de ataque y de huida.

  • Cuando nos percatamos, aunque sea de forma preconsciente, de esas reacciones corporales y mentales asociadas al ataque o a la huida, se desarrolla en nosotros una experiencia emocional de ira o de miedo, respectivamente.

  • Si estamos lo suficientemente motivados, podemos dar un paso más y pensar en cómo nos sentimos, hacer atribuciones causales sobre qué ha hecho que nos sintamos así, y considerar las consecuencia de actuar según nuestros sentimientos teniendo en cuenta los riesgos y nuestras experiencias anteriores, así como la norma sobre lo que es apropiado sentir en ese tipo de situaciones.

  • La tendencia a agredir, instigada por el afecto negativo, se transformará en conducta agresiva con mayor probabilidad cuando se den las siguientes circunstancias:

    • Cuando la activación interna provocada por la experiencia aversiva sea lo suficientemente intensa.

    • Cuando haya algún blanco disponible para descargar en él la agresión.

    • Cuando falle la autorregulación.

Teoría del aprendizaje social

Propone que la agresión se adquiere, mantiene y desarrolla según los principios del aprendizaje social. Los procesos que explican que el comportamiento agresivo se adquiere por aprendizaje social son dos:

El modelado: permite a las personas aprender el tipo de comportamientos apropiados en diferentes situaciones, el tipo de personas con las que debemos comportarnos de una u otra forma y el tipo de consecuencias que tienen ese tipo de comportamientos. Se da el aprendizaje de los comportamientos observados. Ejemplo: experimento de Bandura y Ross. “El comportamiento agresivo se adquiere por aprendizaje social.

Este factor influye especialmente si el modelo es relevante para el observador.

La imitación: mecanismo por el que posteriormente se reproduce la conducta aprendida.El aprendizaje vicario o por observación depende además de:

  • Las características del modelo: el grado en que el modelo y el observador son semejantes, la simpatía que despierta y el estatus-poder que ostenta favorecen la imitación de su conducta.

  • Las consecuencias de la conducta observada: cuanto más positivas son las consecuencias para el modelo, mayor probabilidad habrá de que el observador incorpore esa conducta.

  • La intensidad o cantidad de refuerzo (beneficios) que recibe el modelo alienta el aprendizaje y su imitación (especialmente en condiciones similares y ante interlocutores semejantes a los observados)

  • Las conductas agresivas que no van seguidas de consecuencias o son castigadas reducen la frecuencia de la agresión por parte del observador.

Modelo general de agresión

Constituye la integración de otros modelos y tiene en cuenta los factores biológicos, ambientales, psicológicos y sociales para explicar cómo aparece un acto agresivo en una situación concreta y, también cómo se desarrolla ese tipo de comportamiento a lo largo del tiempo.

Los más estudiados son: el ruido, la temperatura ambiental extrema, el hacinamiento y el dolor. Todos ellos tienen en común:

La subjetividad e interpretación que la persona hace de los estímulos del contexto es la clave para entender su influencia en la conducta.

Los mecanismos propuestos para explicar las relaciones entre estos factores ambientales y la tendencia a agredir son similares.

El ruido:

  • Lo más estresante es la imposibilidad de predecirlo y la falta de control sobre él.

  • El ruido continuado tiene un efecto acumulativo que mina la tolerancia a la frustración.

El Hacinamiento:

  • No es la densidad (nº personas) sino la experiencia subjetiva displacentera asociada a la densidad la variable que se asocia a la tendencia a agredir.

  • Afecta más a hombres que a mujeres.

La temperatura:

  • Teoría de la “Ley térmica de la delincuencia”: predice una relación lineal entre temperatura y agresión.

  • Estudios posteriores se inclinan por considerar la relación curvilínea entre el clima y la violencia siendo:

    • Clima muy frío: niveles inferiores de violencia.

    • Climas cálidos: los niveles más altos de violencia.

    • Climas extremadamente calurosos: con niveles moderadamente altos.

  • Otros estudios encuentran una relación en forma de U invertida entre el afecto negativo (que provoca la combinación de las condiciones de temperatura) y la agresión.

    • Mayores niveles de agresión: condiciones moderadas de afecto negativo.

    • Disminución de tendencia a agredir: afecto escasamente aversivo o extremadamente aversivo.

El dolor:

El dolor provoca emociones negativas asociadas a la agresión como irritabilidad y cólera, estas emociones son mayores cuando se anticipa a la persona que va a ser sometida a una experiencia dolorosa.

Contenido relacionado