2.1. La influencia de la evolución en los procesos psicosociales

El Principio de continuidad de Darwin: todas las especies actuales proceden de un tronco común, es decir, no han surgido cada una de forma independiente, y que han evolucionado a partir de especies ancestrales por un proceso de selección natural. Todas las especies evolucionan, desarrollando cada una sus propias capacidades y características, cuyo resultado es la supervivencia de las versiones que mejor se adapte a las condiciones en las que cada una vive.

¿Por qué ha evolucionado el cerebro humano de la forma en que lo ha hecho?

Hipótesis sobre la evolución del cerebro:

  1. La necesidad de hacer frente a las exigencias del medio físico.

  2. La necesidad de manejar relaciones sociales cada vez más complejas y de coordinarse con otro.

Dunbar experimento que el tamaño relativo del neocórtex correlacionaba también con una madurez más tardía, pero no con un periodo más largo de crecimiento cerebral antes del nacimiento.

¿Quien es más apto? ¿El que mejor compite o el que mejor se coordina con otros?

Existen dos hipótesis de la inteligencia social (Darwin):

  1. La inteligencia maquiavélica: manipular a otros, para obtener beneficios individuales.

  2. La inteligencia social: concede igual importancia a la manipulación y a la cooperación para mantener unido al grupo y coordinarse para el logro de metas comunes.

Búsqueda del beneficio de otros:

  • Selección por parentesco: ayuda a los parientes.

  • Altruismo recíproco.

Ambos son medios indirectos del éxito reproductivo del individuo. Selección multinivel:

  • Tan importante en la competición como en la cooperación, siempre que favorezca la adaptación de los individuos y de los grupos.

La naturaleza dual de las tendencias sociales humanas

Tendencias opuestas pero normales y habituales en las personas:

  • Somos por naturaleza capaces de realizar costosas acciones en favor de los demás movidos por el altruismo, y de ayudar a otros por un imperativo innato de reciprocidad, pero también reaccionamos con agresividad cuando alguien nos provoca o nos amenaza de alguna forma, e incluso recurrimos a la agresión para obtener determinados fines.

  • Necesitamos sentirnos aceptados por los demás y formar relaciones con ellos, pero también rechazamos a veces a otros, hasta el punto de coordinarnos con otros miembros del grupo para excluirlos y condenarlos al ostracismo.

  • Tendemos a favorecer a los miembros de nuestro grupo y a veces discriminamos a los de otros grupos.

  • Intentamos persuadir a los demás para que hagan lo que nosotros queremos y, por otra parte, nos dejamos influir por otros, y nos conformamos a lo que decide la mayoría.

  • Incluso un mismo mecanismo, como la empatía, puede fomentar la conducta de ayuda e inhibir la agresión, pero también facilitar la manipulación de los demás.

La influencia de la evolución en los procesos psicosociales

Susan Fiske (2002). Motivos sociales universales:

  1. Pertenencia: las personas necesitan estar implicadas en alguna relación y pertenecer algún grupo para sobrevivir.

  2. Comprensión compartida: las personas necesitan conocerse a sí mismas, entender a los demás y la realidad que les rodea y poder predecirla para funcionar en la vida cotidiana.

  3. Control: impulsa a las personas a sentirse competentes y eficaces al tratar con el ambiente social y consigo mismo.

  4. Potenciación personal: la necesidad que tenemos de sentirnos especiales, como individuos y como miembros de un grupo.

  5. Confianza: implica sentirse agusto con el mundo y tener predisposición a esperar cosas buenas de la mayoría de la gente.

La adaptación al medio social implica desarrollar una serie de capacidades y mecanismos cognitivos que permitirán a los seres humanos coordinarse entre ellos para sobrevivir.

Animal social o animal cultural

Roy Baumeister, propone el apelativo animal cultural en lugar de animal social, ya que aunque la cultura no es exclusiva de nuestra especie, sí es la que ha llegado a un mayor grado de complejidad, alcanzando un nivel que sin ella nos sería imposible sobrevivir. Defiende la influencia conjunta de naturaleza y cultura en la mente y conducta humana. El cerebro humano, al ser un órgano tan caro de mantener (20% de calorias ingeridas diariamente) es biológicamente rentable, ya que si no lo fuera, hubiese supuesto la extinción de nuestra especie.

Ventajas de la cultura:

  • Progreso acumulativo

  • División del trabajo

  • Cooperación

  • Interacción con otras personas

Psicólogos evolucionistas: semejanzas entre nuestra especie y las demás. Concepto neodarwinista “Eficacia biológica inclusiva” que rige a todas la especies por igual. Psicólogos culturales: diferencian entre las distintas culturas. Baumeister: diferencias entre otras especies y lo que todas las culturas tienen en común: capacidades y procesos sociocognitivos.

Contenido relacionado