1.2. Los procesos psicosociales y su interconexión

La relación entre procesos psicológicos y contexto social da lugar a procesos psicosociales de distinta naturaleza. Los psicólogos sociales distinguen cuatro tipos de procesos psicosociales:

  1. Individuales.

  2. Interpersonales.

  3. Grupales.

  4. Sociales.

Procesos individuales

Decimos procesos individuales, porque tienen lugar dentro del individuo, pero siempre con un referente social. Son procesos individuales, pero en todos ellos intervienen otras personas, bien sea como objetos de nuestro pensamiento o sobre nuestras emociones o comportamientos, por tanto los procesos individuales son también sociales, porque el referente son otras personas.

Procesos interpersonales

Son los que se producen por la influencia mutua entre dos o más personas. Para que un proceso se considere interpersonal, los individuos implicados deben estar relacionándose entre sí como personas individuales, no como miembros de un grupo.

Procesos grupales

Son procesos que tienen lugar dentro de los grupos, como el liderazgo, la cohesión, la holgazanería social o el pensamiento de grupo, y también cuando los grupos se relacionan con otros, relaciones que muchas veces provocan conflicto.

Procesos societales

Son procesos sociales que trascienden a los individuos y a los grupos pero que influyen en ellos, como los que se originan como consecuencia de las estructuras de estatus y poder, de las normas, costumbres y valores culturales compartidos o de los medios de comunicación, entre otros.

Según Henry Tajfel, la identidad social es la parte del autoconcepto individual que deriva del conocimiento de la pertenencia a un grupo social, junto con el significado emocional y valorativo que conlleva dicha pertenencia.