23.1. Concepto de demencia

A comienzos del siglo XX se consideraba la demencia como un proceso de deterioro patológico de la inteligencia, inexorable e irreversible, ocasionado por lesiones anatomopatológicas difusas del Sistema Central. En la actualidad se conceptualiza como un síndrome de carácter orgánico y etiología múltiple, que da lugar a déficit cognitivos, motores y sociales muy diversos y que también implica cambios en la personalidad del sujeto.

Las diversas clasificaciones nosológicas, subrayan que la demencia incide negativamente en la capacidad de adaptación personal, social y laboral del sujeto, y que la duración de la sintomatología es de 3 a 6 meses.

Criterios:

  1. Permite clasificar la demencia como mínima, ligera, moderada y severa.
  2. Permite diferenciar de otros cuadros clínicos, delirium, depresión, alcoholismo.

Demencia y vejez

Una pérdida de menoría severa, no debe ser considerada como una característica normal del envejecimiento. El 10% de las personas mayores de 65 años padece demencia, y según aumenta la edad, el riesgo se incrementa. Pero cerca del 80% de las personas mayores de 70 o 80 años, no sufren pérdida significativa de memoria, ni otros síntomas característicos de la demencia.

Deteriodo cognitivo ligero, es la línea que separa al anciano normal del que tiene un deterioro cognitivo.

Deteriodo cognitivo con desadaptación social, el que realmente tiene una demencia.

Deteriodo cognitivo fisiológico, en sujetos con buena salud es mínimo, antes de los 70 años a excepción de algunas funciones psicológicas específicas muy unidas a la memoria a corto plazo.

Conceptos fundamentales de las demencias:

  • No son una consecuencia natural del envejecimiento.

  • Están causadas por enfermedades específicas e identificables.

  • Es importante realizar un diagnóstico para identificar las enfermedades que tienen tratamiento.

  • Es importante igualmente realizar una valoración adecuada de las enfermedades que no san curables hasta la fecha.

Deteriodo cognitivo ligero (DCL)

Tipos de DCL:

  • Amnésico: alteración leve de la memoria.

    • Enfermedad de alzheimer.
  • Difuso: alteración cognitiva leve.

    • Enfermedad de alzheimer.

    • Demencia vascular.

  • No amnésico: alteración leve de una función cognitiva diferente de la memoria.

    • Demencia frontotemporal.

    • Demencia con cuerpos de Lewy.

    • Demencia vascular.

    • Afaxia progresiva primaria.

    • Enfermedad de Parkinson.

    • Enfermedad de Alzheimer.

Criterios diagnósticos del DCL, propuestos por Petersen y cols (1997) incluyen:

  • Alteración subjetiva de la memoria, a poder ser confirmada por un informe fiable.

  • Alteración objetiva de la memoria, valorada mediante tests con datos normativos de personas de la misma edad y nivel de escolaridad.

  • Función cognitiva normal.

  • Realización normal de las actividades de la vida diaria.

  • Sin demencia.

Contenido relacionado