14.10. Las bases neuronales de la anormalidad cognitiva

Bogerts (1993) demostró varios tipos de anomalías sutiles en las estructuras límbicas, es decir, el hipocampo, el gyrus parahipocámpico, el córtex entorrino, la amígdala, el gyrus cingulado y el septum de los pacientes esquizofrénicos.

Gray (1982) sugiere que existe un círculo responsable de la generación, momento a momento, de predicciones para el subsiguiente imput sensorial. Es precisamente un sistema parecido el que se supone que está defectuoso dentro del modelo cognitivo perfilado antes. Este sistema reúne:

  1. Información referente al estado actual del mundo perceptivo.

  2. Información referente al programa motor actual.

  3. Información almacenada referente a regularidades pasadas, que relacionan acontecimientos estímulo con otros acontecimientos estímulo.

  4. Información almacenada que describe iregularidades que relacionan las respuestas pasadas con los siguientes acontecimientos estímulo.

La anormalidad cognitiva nuclear puede ser el resultado de una alteración en cualquiera de las estructuras cerebrales implicadas en la predicción del imput sensorial posterior. El circuito propuesto, que se inspira profundamente en el modelo de Gay, implica en particular el hipocampo y áreas relacionadas, y es consciente con los estudios de patología cerebral en esquizofrenia. La interacción de este circuito con el sistema dopaminérgico mesolímbico hace posible entender la naturaleza episódica de mucha sintomatología esquizofrénica, y es consistente con el modelo generalmente aceptado de vulnerabilidas estrés del trastorno.

Contenido relacionado