14.2. El modelo de vulnerabilidad-estrés

La vulnabilidad se considera como el resultado tanto de factores genéticos, como de propensión adquirida, y los estresores ambientales precipitan los episodios psicóticos. Se sostiene que esta vulnabilidad varía de una persona a otra, de forma que en algunos sólo un estrés grave podrá producir los síntomas esquizofrénicos, mientras que en otros bastará con estresores menores.

Maher señala que la vulnabilidad extrema significa que probablemente aparecerá temprano en la vida un síndrome esquizofrénico constante y continuo, ya que los estresores menores tienden inevitablemente a ser frecuentes y repetidos.

Spring sostiene que una estrategia para demostrar que un rasgo es un marcador de vulnerabilidad a la esquizofrenia debería reunir tres clases de evidencias:

  1. Anormalidades encontradas en parientes biológicos de primer grado de los esquizofrénicos.

  2. Anormalidades demostradas en individuos esquizofrénicos que ya no presenten un alto grado de psicoticismo.

  3. Anormalidades presentes en individuos considerados con riesgo de esquizofrenia a causa de rasgos de personalidad esquizotípica o de características biológicas asociadas a la esquizofrenia. 

Contenido relacionado