6.2. Clasificación del trastorno obsesivo-compulsivo

La clasificación internacional de enfermedades (CIE)

CIE-9 (OMS, 1977)

En la CIE-9 se clasifica el TOC dentro de los Trastornos neuróticos y se define de la siguiente forma:

Estados cuyo síntoma sobresaliente es un sentimientoo de compulsión subjetiva, que debe ser resistido, para efectuar alguna acción, persistir en una idea, recordar una experiencia o rumiar acerca de un asunto abstracto.

CIE-10 (OMS, 1992)

En la CIE-10 también se incluye el TOC dentro de los tratornos neuróticos y se insiste en que la característica esencial de este trastorno es la presencia de pensamientos obsesivos o actos compulsivos recurrentes.

Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM)

DSM-III (APA, 1980)

En el DSM-III, se clasifica el TOC dentro de losa tratornos de ansiedad, con la presencia de obsesiones o compulsiones recurrentes.

DSM-III (APA, 1987)

La revisión del DSM-III-R llevada a cabo en 1987 sigue considerando el TOC dentro de los trastornos por ansiedad y utiliza criterios muy similares a los del DSM-III para el establecimiento del diagnóstico.

DSM-IV (APA, 1994) y DSM-IV-TR (APA, 2002)

En el DSM-IV se sigue un planteamiento bastante similar a los de anteriores ediciones, es decir, se habla de obsesiones o compulsiones y se subraya la importancia de la gravedad del TOC. También se indica que las obsesiones no deben ser preocupaciones excesivas sobre problemas reales y que las obsesiones se experimentan en algún momento como intrusitas e inapropiadas. Las compulsiones se realizan en respuesta a una obsesión o de acuerdo con reglas que deben aplicarse rígidamente.


Los criterios para el diagnóstico del TOC (DSM-IV y DSM-IV-TR) son:

A. Obsesiones o compulsiones:

Las obsesiones se definen por:

  1. Pensamientos, impulsos o imágenes recurrentes y persistentes que se experimentan, alguna vez durante la perturbación, como intrusivos e inapropiados, y causan marcada ansiedad y malestar.

  2. No son simplemente preocupaciones excesivas sobre problemas de la vida cotidiana.

  3. La persona intenta ignorar o suprimir tales pensamientos, o neutralizarlos con otro pensamiento o acción.

  4. La persona reconoce que los pensamientos son un producto de su propia mente (no impuestos).

Las compulsiones se definen por:

  1. Conductas repetitivas o acciones mentales (rezar, contar) que la persona se siente impulsada a realizar en respuesta a una obsesión, o de acuerdo con reglas que deben aplicarse rígidamente.

  2. Están dirigidas a neutralizar o reducir el malestar, o algún acontecimiento o situación temida; sin embargo, no están conectadas de forma realista con lo que están destinadas a prevenir o a neutralizar, o son claramente excesivas.

B. En algún momento durante el curso de la enfermedad, la persona reconoce que las obsesiones o compulsiones son excesivas o irracionales (no se aplica a los niños).

C. Las obsesiones o compulsiones producen marcado malestar, pérdida de tiempo, o interfieren significativamente con la rutina habitual del individuo, con su actividad profesional, sus actividades sociales o sus relaciones con los demás.

D. Si está presente otro trastorno del eje I, el contenido de las obsesiones o compulsiones no está restringido a él (las ideas o pensamientos, no tienen nada que ver con la comida si se padece un trastorno alimentario, ni con los fármacos si coexiste un trastorno por uso de sustancias psicoactivas, etc).

E. No es debido a los efectos directos de una sustancia (drogas o medicación) o de una condición médica.

Especificar si es del Tipo de Pobre Insight: Si la mayor parte del tiempo el individuo no reconoce que las obsesiones o compulsiones son excesivas o irrazonables.


A diferencia del DSM-III-R:

  • No se indica nada respecto a que en casos de larga evolución la persona puede haberse abandonado totalmente y no experimentar más el deseo de resistirse.

  • Se definen por primera vez las compulsiones como conductas repetitivas o acciones mentales.

  • Se puntualiza que si está presente algún otro trastorno del eje I, el contenido de la obsesión o de la compulsión no debe circunscribirse al mismo y que el trastorno no debe estar causado directamente por alguna sustancia o por una condición médica general.

  • Se considera necesario especificar si el trastorno es de tipo Pobre Insight, es decir, si durante la mayor parte del tiempo, desde que está presente el trastorno la persona no reconoce que las obsesiones y compulsiones resultan excesivas o irrazonables.

Existe un acuerdo general en considerar necesario para el diagnóstico la presencia de obsesiones y compulsiones. Las obsesiones son ideas, pensamientos, imágenes o impulsos persistentes que se experimentan como invasores o sin sentido y que la persona intenta suprimir o neutralizar. La obsesión no es voluntaria. Además, la persona no contempla la obsesión como algo externo a ella misma, reconoce que se trata de su propio pensamiento. Esta es una característica fundamental que puede servir para distinguir las obsesiones de otros problemas como la inserción de pensamiento.

Las compulsiones se definen como conductas repetitivas, finalistas e intencionales que se realizan como respuesta a una obsesión de manera estereotipada o de acuerdo con determinadas reglas. La conducta no es placentera ni útil, sino que se suele plantear para prevenir un desastre o un daño. Sin embargo, no siempre existe conexión lógica entre la conducta y el peligro, o puede resultar claramente excesiva. En algunos casos se comienza a realizar una conducta compulsiva para resguardarse o protegerse de la ansiedad. La acción es precedida o acompañada de una sensación de urgencia y está presente un deseo de resistirse. La persona reconoce la falta de sentido de la conducta y no obtiene placer al realizarla, pero a corto plazo alivia la tensión.

También se subraya la naturaleza activa de las compulsiones: el paciente puede no estar nada feliz al tener que realizar la compulsión, pero se trata de una acción voluntaria que el paciente lleva a cabo como resultado de la urgencia compulsiva, no se trata de una conducta automática.

Contenido relacionado