2.2. Componentes de la ansiedad

El triple sistema de respuesta

La ansiedad implica al menos 3 componentes, modos o sistema de respuesta:

  • Subjetivo-cognitivo o verbal cognitivo. Es el componente relacionado con la propia experiencia interna. Incluye variables relacionadas con la percepción y evaluación subjetiva de los estímulos y estados asociados con la ansiedad (experiencias de miedo, pánico, alarma, inquietud, preocupación, aprensión…). El componente subjetivo es el elemento central.

  • Fisiológico-somático. Se da un incremento de la actividad del SNA con cambios externos (sudoración, dilatación pupilar, temblor, incremento de la tensión muscular, palidez facial…) e internos (aceleración cardiaca, descenso de la salivación, aceleración respiratoria). La experiencia subjetiva de estos cambios es percibida de forma molesta y desagradable, contribuyendo a conformar el estado subjetivo de ansiedad.

  • Motor-conductual. Corresponde a los componentes observables de la conducta que hacen referencia a las respuestas instrumentales de escape (huida) y evitación.

Disociación entre los sistemas de respuesta

Las 3 modalidades de respuesta pueden no covariar entre sí. Este es el fenómeno conocido como fraccionamiento de respuestas. Se han señalado perfiles cognitivos, fisiológicos y conductuales de acuerdo con el predominio de los diferentes sistemas. Rachman refirió 8 patrones de respuestas de los que sólo 4 poseen valor clínico. La importancia de los perfiles de respuesta se ha demostrado:

  • A nivel de diagnóstico (separar grupos de pacientes).

  • Implementación de tratamientos (mayor eficacia del tratamiento maximizando la consonancia perfil/terapia).

  • Pronóstico (a mayor concordancia, mejor pronóstico terapéutico).

Contenido relacionado