10.6. Mecanismos de acción

La mayor parte de la investigación sobre Mindfulness se ha centrado en evaluar la eficacia de las intervenciones, sin embargo las cuestiones sobre los mecanismos subyacentes han recibido una atención menor.

Exposición: el la practica Mindfulness se trabajo en la contemplación de las propias sensaciones, pensamientos y sentimientos, sin intentar controlarlos, esto podría entenderse como una forma de exposición en vivo o imaginación. Esta actitud podría facilitar una desensibilización y reducir la excesiva reactividad emocional ante estas situaciones, generalizándose además a las señales físicas de pánico en el TP al contemplarlas sin pretender escapar de ellas.

Relajación: Mindfulness no es un entrenamiento en relajación, de hecho cuando se atiende a las propias sensaciones o pensamientos, tanto el miedo como la ansiedad pueden experimentar un efecto intensificador, ahora bien, es cierto que la practica continuada de Mindfulness puede conducir a la relajación.

6.1 Mecanismos cognitivos

El papel de la conciencia metacognitiva: ha sido propuesto como uno de los mecanismos de acción mas establecidos entre las vías de acción implicadas en la practica del Mindfulness, la conciencia metacognitiva es un componente muy importante de los acercamientos terapéuticos que utilizan Mindfulness, por ejemplo la Terapia Cognitiva Basada en Mindfulness que trata de disminuir los procesos de rumiación. Un aspecto importante de esta relación es la tendencia de las personas a dejarse llevar por una cadena de pensamientos que se expande progresivamente tomando el control total de la persona y de su conducta, durante Mindfulness este proceso puede darse, sin embargo la relación que se establece con él es diferente, ya que la tomar conciencia el espectador observa de una forma mas distante, este proceso es él que se define como conciencia metacognitiva.

Los procesos de descentramiento y desidentificación, son un fin en si mismos, así como en la terapia cognitiva se consideran como un medio.

La utilización de Mindfulness parece intervenir directamente sobre algunos procesos como los pensamientos rumiativos, explotando la forma en la que estos trabajan, darse cuenta de que el pensamiento es sólo eso, un pensamiento si sustrato, es el principio que posibilita el proceso de desapego y que debilita los mecanismos disfuncionales, dicha actitud cognitiva supone una toma de perspectiva.

Mecanismos de percepción: las características entrenadas en Mindfulness conducen a un incremento de la disposición de hacia el estado de Mindfulness, es decir, hacia una mayor claridad y objetividad a la hora de acercarnos a las experiencias tanto internas como externas momento a momento, supone que la persona puede observar su vida con objetividad. Este nuevo estilo cognitivo permite la autorregulación, clarificación de valores, exposición y mayor flexibilidad cognitiva, frente a los patrones rígidos que intervienen en el mantenimiento, esto no significa una disociación de la propia experiencia sino que una facilitación de la profundización de la misma.

Aceptación: el componente de aceptación en Mindfulness es determinante para los enfoques terapéuticos que lo incluyen, la aceptación sin valoración, permite reaccionar de una forma no automática que activa mecanismos de coping mas adecuados para realizar el cambio deseado. Para Hayes es la evitación lo que constituye el problema, pues muchas conductas desadaptativas se mantienen por los intentos de evitación de esos pensamientos, sentimientos o sensaciones negativos, por otro lado la aceptación podría facilitar que los cambios fisiológicos asociados a las emociones se autorregulasen de forma natural y beneficiosa.

Auto-observación: mejorar la auto-observación como resultado del entrenamiento en Mindfulness puede promover el uso de una gama mayor de estrategias de coping. Se ha comprobado que en la prevención de la recaídas de adiciones y en la depresión la auto-observación es de enorme ayuda, dado que al mejorar la autoconciencia permite activar las estrategias para poder hacer frente al problema. También se ha mostrado eficaz en las conductas compulsivas. Sin embargo debe quedar claro que no se trata de proponer una auto-observaron desadaptativa ( frecuente en la ansiedad y depresión) sino que se refriere a iniciar y aprender una auto-observación centrada en el presente, que no evalúa, pero si acepta la experiencia sabiendo que cambiará.

6.2 Autorregulación emocional

Una de las características mas relevantes de una buena parte de los trastornos psicopatológicos es la falta de regulación o inhibición de la conducta emocional, o los intentos infructuosos para su control, el entrenamiento en Mindfulness puede producir una regulación emocional disminuyendo tanto la sobre-implicación emocional (rumiación, obsesiones, conductas compulsivas, etc.) como la sub-implicaron (distracción, distorsiones cognitivas, autogestiones, etc.).

Además, tal y como ya se ha mencionado el Mindfulness permite una relación mas descentrada con las experiencias, por tanto el Mindfulness produce un equilibrio emocional asociado a factores tales como a aceptar las experiencias internas, claridad afectiva y habilidad para regular las propias emociones, manteniendo la ecuanimidad.

Según algunas investigaciones, mediante la voluntariedad de implicarse en funciones mentales de orden superior como la atención, la conciencia o la curiosidad, la técnica de Mindfulness consigue desactivar las respuestas emocionales intensas a través de la modulación del sistema límbico vía inhibición cortical. Por tanto aporta un eficaz mecanismo de autorregulación de la conexión mente-cuerpo.

Entre las vías biopsicológicas a través de las cuales la atención, la conciencia y las actitudes pueden influenciar aspectos psicológicos se han destacado:

  • La practica Mindfulness incrementa la habilidad para mantener de forma estable un foco de atención intencional, en contraposición con el automatismo desencadenado por la reactividad emocional
  • La investigación sobre los efectos reguladores de SN autónomo muestran resultados muy prometedores, parece que el efecto de la practica Mindfulness produce una activación parasimpática ( incompatible con la ansiedad), mayor incluso que la RP de Jacobson. Por otro lado, parece tener un efecto regulatorio sobre la respuesta al estrés del eje H-H-A
  • La evidencia sugiere que la practica de Mindfulness puede impactar positivamente conductas de salud a través de sus efectos cognitivos, afectivos o psicofisiológicos. Se ha visto que la practica Mindfulness se asocia con una mayor flexibilidad conductual.