8.2. Conceptos teóricos fundamentales en terapia cognitiva

La terapia cognitiva es formulada y desarrollada por Beck a principios de los años 60. La terapia cognitiva desde sus inicios lleva aparejado un marco conceptual coherente para cada uno de los trastornos así como técnicas de intervención para tratamiento de problemas emocionales así como indicaciones claros de cómo conducir el proceso terapéutico.

El marcado interés por tratar de poner a prueba y a someterla a constatación empírica tanto sus modelos que teóricos como sus procedimientos de intervención son una característica general. Así desde diseño varios estudios encaminados a contrastar hipótesis sobre principios básicos psicoanalíticos relacionados con la depresión, como la hipótesis freudiana de lo que subyace a la depresión es un sentimiento de hostilidad dirigido hacia uno mismo, necesidad de sufrimiento. Los resultados de sus investigaciones no apoyaron dicha hipótesis, Beck concluyó que los deprimidos no buscan el fracaso sino que distorsionada la realidad adoptando puntos vista negativos sobre sí mismos por su potencial para alcanzar bienestar con felicidad. Beck observo que los pacientes, además de los pensamientos expresados en las sesiones de su precio libre, mantenían de manera encubierta otra cadena de pensamientos que llevarán emociones de malestar. No solían ser conscientes de ellos hasta que no se les preguntaba, por los denominados pensamientos automáticos que estaba sesgados negativamente. En definitiva, los resultados de sus investigaciones pusieron de manifiesto una baja efectividad del psicoanálisis, la observación clínica y auto-observación, y la importancia los pensamientos en de malestar emocional llevaron a Beck a cuestionar la validez del psicoanálisis como teoría psicopatológica y como procedimiento de curación.

Al mismo tiempo, le suministraron información que le permitió formular una nueva teoría general sobre la psicopatología y teorías más específicas, fundamentalmente sobre depresión y ansiedad y otros trastornos de la personalidad. Asimismo conoció el trabajo de Kelly sobre la teoría de los constructos personales, sin embargo a diferencia de este, Beck consideraba, los constructos personales no eran bipolares, sino más bien categoriales, y por ello más en la línea de Piaget, los denomino esquemas.

2.1 Organización cognitiva

El modelo cognitivo sostiene que los individuos ante una situación estimular no responden de forma automática, sino que antes (perciben, clasifican, interpreta, evalúan, asigna significado) en función de sus presupuestos previos o esquemas cognitivos.

Esquemas cognitivos: los esquemas cognitivos son organizaciones conceptuales complejas, compuestas inmunidades más simples.

Contienen conjuntos de creencias nucleares relacionadas con la visión del mundo, de los otros y sobre uno mismo y su interacción con los demás. Los esquemas están organizados según sus funciones. En general, la terapia cognitiva utilizan con frecuencia indistintamente los términos esquema cognitivo y creencias nucleares. Sin embargo hay que tener en cuenta que creencias nucleares constituye sustrato más profundo de los esquemas, pero los esquemas incluyen además distintos niveles de profundidad. Las carencias nucleares son concepciones de uno mismo y del mundo globales, categóricas, incondicionales y estables. Por su parte las creencias intermedias son actitudes y reglas en términos de proposiciones del tipo “si... Entonces”, y en cuyo desarrollo juega un papel importante las creencias nucleares.

Procesos cognitivos: los procesos cognitivos son reglas transformación. Cuando los individuos enfrentan una situación estimular determinada, no analizan toda la información disponible, sino que atienden indicios que ya están contenidos que sus esquemas. Estos procesos son automáticos y operan el mayoría de los casos sin el conocimiento consciente del sujeto. A los sesgos negativos que cometen las personas con problemas emocionales de los denominados distorsiones cognitivas.

Productos cognitivos: hacen referencia los pensamientos imágenes que resultan de la interacción proporcionaba por el medio, los esquemas y creencias, y los procesos cognitivos. Suelen ser más fácilmente accesibles a conciencia que los esquemas, Beck los denomina pensamientos automáticos.

2.2 Modelos cognitivos explicativos de distintos trastornos

Modelo cognitivo de la depresión

Beck postula que en la depresión unipolar no endógena, los individuos tienen una vulnerabilidad cognitiva que se dispara ante situaciones estresantes de la vida. Esta vulnerabilidad consiste en un conjunto esquemas negativos desadaptativos que a menudo reflejan perdida, deprivación, inutilidad o derrota. Hay un mal funcionamiento del procesamiento de información debido a la activación de creencias nucleares profundas y que conducen a los síntomas fisiológicos, emocionales o conductas disfuncionales, no se plantea cual es la causa de esta vulnerabilidad, puede ser debida al menos factores (genéticos, bioquímicos, últimos, de personalidad, ambientales) a la interacción. Lo que realmente se postula es la primacía de los síntomas, la activación de los esquemas negativos sería el primer eslabón de la cadena de los síntomas depresivos. Aunque la organización cognitiva del individuo no se consideró efecto causal de la depresión, si se firma que contribuye a una mayor predisposición a que ciertos elementos o acontecimientos negativos desencadenen este trastorno. En consecuencia, las personas con esquemas negativos con tendencia cometer errores de procesamiento, serán más proclives a padecer trastornos depresivos que las personas con pocos esquemas negativos. Cuanto mayor es el arraigo de las creencias depresógenas, y la intensidad de las emociones asociadas, mayores la vulnerabilidad a la que se desencadene una depresión.

La triada cognitiva hace referencia tres esquemas que inducen al individuo a percibirse asimismo (incompetencia), al mundo y el futuro (desesperanza) desde un punto de vista negativo. Según este modelo de estos tres patrones derivan el resto de los síntomas que suelen aparecer los cuadros depresivos: falta de motivación, deseos de suicidio, pasividad, dependencia, que indecisión, falta de energía. Beck resalta especialmente los estilos de personalidad autonomía y sociotropía. Los individuos autónomos tienen tienden a obtener mayor satisfacción cuando esta proviene de la autonomía, independencia, libertad o logro personal mientras que los individuos sociotrópicos el bienestar es mayor cuando se sienten aceptados, con afecto, acompañados que tienen aprobación social.

Un esquema puede estar inactivo durante años, y podría activarse ante una situación o acontecimiento vital determinado, sin embargo se considera que los acontecimientos en sí mismas no produce depresión a no ser que esta persona esté predispuesta por esquemas cognitivos. Cuando la depresión es leves, en individuo puede contrarrestar la influencia de los esquemas negativos por la activación de otros esquemas más positivos, sin embargo cuando la depresión es más severa, los errores en el procesamiento de información son mucho mayores con lo que se dificulta la activación de esquemas positivos adecuados.

Distorsiones cognitivas: los esquemas negativos activados llevan a cometer una serie de errores en procesamiento de la información o distorsiones cognitivas que por una parte, facilitan los sesgos, y por la otra, permiten al depresivo mantener la validez de sus creencias.

Distorsiones Definición Ejemplo
Inferencia arbitraria / saltar a las conclusiones Obtener una conclusión sin datos que la avale No encuentro trabajo, porque soy un desastre
Catastrofismo Evaluar el peor resultado posible  
Comparación Tendencia a compararse, llegando a la conclusión de que se es peor Aunque me esfuerzo no consigo ser tan agradable como él
Pensamiento dicotómico/blanco o negro   O saco un 10 o soy un fracasado
Descalificación de lo positivo Rechazo de lo positivo La cena me salió bien, pero fue una chiripa
Razonamiento emocional Concluir a partir de las emociones que se experimenta Siento terror en el avión, volar es muy peligroso
Construir la valía personal en base a las opiniones externas   Mi novio me dice que soy una inculta, seguro que tiene razón
Adivinación Proceso de pronosticar o predecir acontecimientos futuros, o creerse que las predicciones son infalibles Estoy segura de que aunque salga con mis amigos me sentiré mal
Etiquetado Etiquetarse a uno mismo o a los demás de forma peyorativa Soy un fracasado
Magnificación Tendencia a magnificar o exagerar lo negativo Me salió mal el examen, es horroroso, no lo puedo soportar
Minimización    
Leer la mente Conclusión arbitraria de que alguien piensa negativamente de uno mismo sin tener evidencia de ello Estoy seguro de que mi padre piensa que soy un cretino
Sobregeneralización Extraer conclusiones basándose en una o pocas ocurrencias Me salió mal la comida, nunca seré capaz de hacer nada bien
Perfeccionismo Esfuerzos constantes por cumplir alguna representación interna o externa, sin examinar lo razonable de esta Las cosas hay que hacerlas perfectas, sino es mejor no hacerlas
Personalización Proceso de asumir causalidad personal, cuando no hay evidencia de ello Maria y Juan se están riendo, seguro que lo hacen de mi
Abstracción selectiva Focalizarse sólo en un aspecto para concluir, magnificando su importancia He perdido el paraguas, soy un desastre
Afirmaciones “Debería” Demandas internas o expectativas sobre las propias capacidades o habilidades, sin analizar lo razonable de las mismas en el contexto actual Debería haberse dado cuenta de que yo estaba mal, y no continuar preguntando

Muchas de estas distorsiones no son exclusivas de pacientes depresivos suelen estar presentes en otros muchos trastornos o problemas emocionales por conductas disfuncionales.

Pensamientos automáticos: son las auto-verbalizaciones, pensamientos o imágenes que aparecen ante una situación externa o interna y que son el resultado de la interacción de los presupuestos de depresógenso, los acontecimientos activadores y los sesgos. Los pacientes suelen considerarlos aseveraciones verdaderas no distorsionadas.

Modelo cognitivo de la ansiedad

El modelo de ansiedad de Beck enfatiza el papel que juegan los problemas de ansiedad en las creencias subyacentes del individuo y la interpretación que realiza de los estímulos a los que teme, incluyendo sus propias reacciones fisiológicas. Mientras que en los trastornos depresivos los esquemas y creencias nucleares negativas giran fundamentalmente entorno la derrota, perdida o deprivación en los trastornos ansiedad tienen que ver con amenaza o peligro. Las distorsiones cognitivas o sesgos negativos que se producen en el procesamiento de la información de los estímulos internos externos, son las mismas que en la depresión aunque con pensamientos automáticos diferentes.

Las creencias subyacentes de peligro predisponen a los individuos a:

  1. restringir su atención posibles amenazas del entorno,
  2. interpretar catastróficamente los estímulos ambiguos,
  3. subestimar los propios recursos de afrontamiento,
  4. subestimar la probabilidad de que otras personas puedan ayudarles si se encuentran en peligro,
  5. llevar acabo conductas de seguridad disfuncionales comunicación y/o huida.

En los trastornos de ansiedad que existen algunas creencias como necesidad de control, necesidad de evitar situaciones desconocidas, necesidad estar siempre calmado, necesidad de ser tan competente o más que los otros en todas las situaciones.

Sin embargo las creencias son específicas de cada tipo de trastorno, en el trastorno del pánico, reacciones fisiológicas llevaba a interpretaciones catastrofistas, en el caso de hipocondría, se suelen focalizar la atención sensaciones corporales interpretando cualquier pequeña sensación como señal de estar padeciendo una grave enfermedad, en los trastornos de ansiedad social, los esquemas negativos sociales tienen que ver con las creencias desadaptativas relacionadas con incompetencia en la relación de actividades sociales, en los TEP las creencias que se generan después de un trauma resaltan la visión de que: 1) el mundo es un lugar peligroso, 2) las cosas nunca volverán a ser como antes, 3) yo no tengo el control.

Modelo cognitivo de los trastornos de personalidad Se postula que los patrones prototípicos de la personalidad podrían ser considerados como estrategias filogenéticas encaminadas a asegurar la supervivencia y la revolución de la especie. Los trastornos de personalidad serían expresiones exageradas de aquellas estrategias primigenias, cada trastorno de personalidad se caracteriza por un conjunto de creencias, actitudes, afectos y estrategias que forma un perfil cognitivo, si bien individuos concretos pueden presentar rasgos de mas de un tipo de trastorno. En los trastornos de personalidad, los esquemas dasadaptativos se activan a través de muchas situaciones, tienen cualidades compulsivas y son difíciles de controlar y modificar. La conducta y las actitudes desadaptativas son inflexibles, imperativas, presentan una generalización excesiva y son resistentes al cambio.