8.1. Introducción sobre la terapia cognitiva

Realmente los desarrollos terapéuticos de Beck, junto la terapia racional emotiva conductual de Ellis, pueden considerarse la esencia de la segunda generación de la terapia de la conducta, y los elementos fundamentales de la orientación cognitivo conductual, siendo parte de su momento cuando empieza a surgir la necesidad de cambiar el término terapia de conducta por lo más descriptivo integrado como terapia cognitivo conductual.

El enfoque cognitivo conductual cuenta con mayor poder explicativo que el modelo E-R, al integrar variables cognitivas, conductuales, emocionales y aspectos sociales.