7.3. Fundamentos teórico-filosóficos de la terapia emotiva conductual

La TREC considera al ser humano como un organismo complejo y biopsicosocial con una fuerte tendencia a establecer metas y propósitos y a tratar de conseguirlos, las dos metas básicas son:

  1. permanecer vivo y
  2. obtener el mayor bienestar posible y evitar el malestar innecesario.

3.1 Los ABCs de la terapia racional emotiva conductual

Para analizar las interrelaciones entre acontecimientos, cogniciones y consecuencias, Elis propone el modelo ABC: los acontecimientos activadores (A) por sí mismos no provocan consecuencias emocionales, conductuales comitivas (C); estas dependerán de cómo se perciban o interpreten de dicho crecimiento privado (B). Siendo B mediador fundamental entre A y C.

En definitiva podría decirse que los seres humanos no pueden tener experiencias (A) sin haber inferencias, valoraciones sobre ellas (B) que siempre tendrán algún tipo de consecuencia (C). Sin embargo difícilmente se percibe B y se actúa o se piensa C si no hay ningún elemento activador A, así mismo la TREC se ha centrado en resaltar la repercusión que las creencias racionales e irracionales tienen en las consecuencias emocionales y en la consecución de las metas y propósitos.

3.2 Mecanismos cognitivos del malestar

Desde el punto de vista psicológico la TREC establecería la distinción entre creencias racionales e irracionales. Ellis define las creencias racionales como cogniciones informativas del significado personal, de carácter preferencial que se expresan en forma de “deseos”, “preferencia”, y “desagrado”.

Los pensamientos racionales son flexibles y el individuo establece libremente sus propósitos, sus metas. Los irracionales por el contrario son cogniciones evaluativas de carácter absolutista y dogmático, que se expresan de forma física con términos tales como “debería de” y “tendría que” y generan emociones negativas perturbadoras que interfieren claramente la consecución de las metas que proporcionan felicidad.

La racionalidad e irracionalidad no se define en la TREC en un sentido absoluto, sino relativo porque lo que realmente dificulta conseguir las metas, dependerá de la persona y de su situación particular. Las creencias irracionales nucleares tienen algunas características similares a las del constructo de esquema negativo tal como lo definen en la terapia cognitiva de Beck, en este sentido DiGiuseppe considera que se deberían denominar a las creencias irracionales esquemas mas que irracionales. Las creencias irracionales se pueden considerar como esquema de amplio espectro, tácitos, que operan a muchos niveles, conjuntos de expectativas sobre lo que es y lo que debería ser el mundo, y lo que es y debería ser bueno o malo. Estos esquemas presentan tres características principales:

  1. no responde los principios de la lógica porque se basan en interpretaciones incorrectas y su inconsistentes evidencia empírica,
  2. son automáticos, individuo no es consciente de la influencia que ejerce sobre sus pensamientos y
  3. obstaculizan la consecución de las metas y los propósitos básicos.

La TREC se centra en resaltar la importancia de tres formas de pensamiento irracional:

  • Demandas o exigencias: Si mi pareja me quisiera, debería haberme hecho un regalo por mi cumpleaños
  • Catastrofismo: Como mañana no me salga bien la entrevista será horrible, yo me muero
  • Baja tolerancia a la frustración: Se me ha quemado la comida, soy una inútil, todo lo hago mal

Elis defiende que las creencias irracionales de catastrofismo, baja tolerancia a la frustración y depreciación global, se dedican de las demandas por exigencias absolutistas de los “debería” o “tendría”.

Otros autores consideran que los pensamientos pueden ser primarios, no obstante, más recientemente se aporta evidencia empírica que avala la hipótesis de Ellis sobre el carácter primario de pensamientos de demanda y exigencia, finalmente hoy en día se interpreta y se sume la interdependencia de las creencias absolutistas, por otro lado los pensamientos catastrofistas, la baja tolerancia a la frustración y la depreciación considerándolas como las dos caras de la misma moneda.

3.3 Tendencias biológicas básicas

Aunque Ellis reconoce la influencia social y cultural en el pensamiento racional, sugiere que los seres humanos tienen dos tendencias biológicas importantes:

  1. la tendencia a pensar irracionalmente,
  2. la capacidad de elegir cambiar sus creencias racionales si así lo desean.

La segunda tendencia biológica viene a contrastar determinismo de la primera.

3.4 Emociones adaptativas y emociones desadaptativas

La TREC considera que no todas las emociones negativas son disfuncionales, ni todas las emociones positivas son adaptativas pues saludables. Las emociones adecuadas son todos aquellos sentimientos positivos y negativos que va experimentando un individuo a lo largo de su vida y que no interfieren con el establecimiento y consecución de sus metas. Entre los sentimientos positivos inadecuados prestarían la grandilocuencia o la prepotencia, entre sentimientos negativos estarían la ira, la depresión, ansiedad, la desesperación, la desesperanza, la incapacidad o inutilidad. Todos estos sentimientos se consideran inadecuados porque incrementa la percepción subjetiva de malestar frustración y suelen bloquear las acciones que afectan el afrontamiento de las dificultades. Las emociones negativas y positivas saludables estarían asociadas al pensamientos y creencias racionales las emociones negativas y positivas perturbadoras estarían asociados a pensamientos irracionales.

3.5 Ansiedad perturbadora y ansiedad del yo

Se considera que cuando los individuos presentan demandas sobre el mundo, otras personas, o ellos mismos, cuando estas demandas fallan, se genera malestar emocional que dará lugar a los tipos de perturbación.

Ansiedad del yo: se define como un malestar emocional intenso que acompaña con frecuencia a sentimientos de depresión, vergüenza, culpa o incapacidad. Este tipo de ansiedad la suelen experimentar las personas cuando 1) sienten que su yo o su valía personal está amenazado, 2) deben o tienen necesariamente que hacer bien cualquier cosa, 3) sienten que es horroroso o terrible no hacer bien las cosas y no ser aprobados por los demás. Las ansiedad de yo supondría por tanto un auto- desprecio por no cumplir las exigencias lo cual implicaría descalificarse globalmente. La alternativa racional y saludable sería la aceptación incondicional de uno mismo reconociéndose como ser falible.

La ansiedad perturbadora: hace referencia malestar emocional cuando 1) considera que su vida o bienestar se encuentra amenazada, 2) consideran que deben o tienen que conseguir lo que desee necesariamente y 3) consideran que es terrible horroroso, en lugar desagradable e incomodo no conseguir lo que creen que deben. En definitiva se trata de una baja tolerancia frustración, que se origina porque la persona hace demandas asimismo, a los demás y al mundo que tiene que ver con las normas dogmáticas. La alternativa racional y saludable es la tolerancia a la frustración. La ansiedad perturbadora puede ser igualmente un síntoma primario secundario, aunque según Ellis generalmente suele ser un síntoma secundario. La detección de la ansiedad perturbadora es importante porque será que paso previo tratamiento de los problemas. Cuando el cliente haya aprendido a dejar de horrorizarse de sus propios sentimientos de ansiedad, dejará de obsesionarse por ese sentimiento y, entonces, podrá trabajar para superar la ansiedad que producen los estímulos concretos por ejemplo hablar en público, los ascensores o los perros. Ellis resalta necesidad de tratar de forma independiente estos dos tipos de ansiedad.

3.6 Filosofía de vida y salud psicológica

A lo largo del proceso de terapéutico pueden cambiarse o eliminarse determinadas creencias y situacionales globales, si embargo si no se cambia la filosofía que sustenta dichas creencias, éstas pueden surgir de nuevo en el futuro. La TREC argumenta que si bien una filosofía de vida basada en el absolutismo y demandas está en la base de muchos problemas emocionales, una filosofía basada en el relativismo y en lo deseable es una característica central de la persona psicológicamente saludable.

3.7 Adquisición y mantenimiento las alteraciones psicológicas

La TREC no ha elaborado ninguna teoría específica para explicar cuál es el mecanismo mediante que se adquieren los problemas psicológicos, postula que la tendencia biológica a pensar racionalmente no es similar en todos los seres un manos, el contexto educativo, puede potenciar o reducir la tendencia pensar racionalmente. Por ejemplo, una de las creencias más señaladas por Ellis “necesito la máxima aprobación todas las personas de mi entorno”, puede darse tanto en personas que han sido sobreprotegidas como personas que fueron abandonadas. En definitiva, se asume que las experiencias vividas pueden afectar el proceso de adquisición, pero lo que realmente es decisivo es como las personas viven e interpretan estas experiencias.

Sin embargo, la TREC si hace una propuesta sobre cómo se mantienen los problemas psicológicos. Ellis señala tres insight de los que parecen las personas que mantienen los trastornos emocionales.

  • Insight 1: la perturbación humana viene determinada por las creencias irracionales que se experimentan ante las situaciones vitales negativas, si la persona que parece un trastorno emocional considera que se debe a los acontecimientos negativos que ocurren, tratará de cambiarlos pero no las creencias, que son las responsables reales de su malestar.
  • Insight 2: aunque se reconozca la influencia de sus creencias irracionales en el malestar emocional, si la persona se esfuerza en encontrar el origen, en lugar de tratar de cambiarlas, esta se mantendrán.
  • Insight 3: sólo trabajando de forma constante en el presente en el futuro las creencias irracionales y practicando creencias racionales alternativas se conseguirá el cambio.

Igualmente un factor importante en el mantenimiento del malestar emocional, es sostener una filosofía de vida basada en una baja tolerancia a la frustración, o adoptar lo que Ellis denomina hedonismo corto plazo para evitar mayor malestar, impiden ocasiones de alcanzar un mayor bienestar a largo plazo, por ejemplo, no dejar de fumar por el esfuerzo que requiere y el malestar que entraña (hedonismo corto plazo), implica mantener una adicción a largo plazo y confiar aún mayor bienestar (hedonismo largo plazo). Otra propuesta de explicación de la perturbación de los trastornos psicológicos se deriva de la teoría freudiana sobre los mecanismos de defensa.

Según la TREC la personas utilizan mecanismo de defensa para negar la existencia de problemas o para minimizar su gravedad, no obstante si bien pueden evitar con ello un sufrimiento puntual, están perpetuando sus creencias racionales. Por último la TREC apunta otros factores, el primero la perfección y la valoración de coste-beneficio por trabajar el cambio de creencias y su consecuencia emocional, el segundo, la profecía autocumplida.