3.7. Contratos de contingencias

Un contrato de contingencias es un acuerdo, por lo general escrito, en el que una de sus funciones es conseguir la implicación de la persona en el cambio de la conducta, es igualmente un modo de dejar claro que si uno se esfuerza por conseguir objetivos, va a obtener determinados refuerzos, se trata pues de un acuerdo entre dos partes en el que se negocian unos objetivos y se establecen claramente unas consecuencias por su cumplimiento o incumplimiento.

Para que la técnica tenga éxito, se han de tener en cuentan varios parámetros:

  1. Debe estar muy claro cual es el cambio que se desea lograr
  2. Se debe especificar un limite, pedir un cambio a largo plazo no tiene sentido
  3. Debe incluir recompensa por su cumplimiento
  4. Debe incluir una consecuencia ligeramente aversiva si no se cumple
  5. Debe ser incluida una bonificación adicional, en el caso de que se supere el criterio inicial
  6. Nunca debe hacerse un contrato que no pueda ser observado y registrado, nunca seria objetivo ser mas amable, o pensar mas en los deberes
  7. Tan pronto como se verifique su cumplimento deberá aplicarse la recompensa, en general la demora es perjudicial