4.6. Perspectivas de tratamiento de la ansiedad

6.1. Terapia Integradora

Newman y cols han sugerido que para evitar emociones dolorosas, los clientes con TAG no sólo se preocupan, sino que se comportan de un modo que aumenta la probabilidad de experimentar consecuencias interpersonales negativas.

Newman y cols han desarrollado una terapia integradora para el TAG en la que se aplica secuencialmente en cada sesión de 2 horas:

  1. La TCC tradicional
  2. Técnicas interpersonales dirigidas a alterar las pautas problemáticas de relacionarse y técnicas experienciales orientadas a superar la evitación emocional. Las metas de la parte interpersonal/experiencial son, en primer lugar, identificar las necesidades interpersonales del cliente y, en segundo lugar, generar conductas interpersonales más eficaces para satisfacer las propias necesidades.

Para conseguir estas metas, se abordan tres dominios:

  1. Problemas actuales en las relaciones interpersonales, incluyendo el impacto negativo que el cliente tiene en otros.
  2. Orígenes de los problemas interpersonales actuales.
  3. Dificultades interpersonales que surgen en la relación con el terapeuta, incluyendo las rupturas en la relación terapéutica. Una vez que el terapeuta es consciente del impacto negativo de la conducta del cliente, aborda la cuestión de forma abierta y no defensiva. Luego, se pide al cliente que exprese cómo se siente respecto a lo que se le ha dicho.

Cuando el cliente expresa una emoción, el terapeuta debe empatizar y validar las experiencias afectivas. A continuación, comparte su reacción a la autorrevelación del cliente. Asimismo, el terapeuta debe facilitar que el cliente vea el vínculo entre los modos de comportarse en la sesión y los modos actuales y pasados de comportarse fuera de la misma.

Otro aspecto de la relación terapéutica son las rupturas de la alianza terapéutica, las cuales son vistas como oportunidades para invalidar los esquemas interpersonales desadaptativos del cliente y lograr que éste tenga percepciones más realistas de sí mismo y de los otros y aprenda nuevos modos de comportarse.

El manejo de las rupturas sigue cuatro pasos:

  1. Comunicar al cliente que se ha percibido su reacción negativa e invitarle a hablar sobre ella
  2. Reflejar las percepciones y emociones del cliente e invitarle a expresar emociones y pensamientos adicionales sobre sucesos negativos que hayan ocurrido en la terapia
  3. Reconocer alguna verdad en la reacción del cliente incluso cuando esta reacción parezca poco razonable; esto implica reconocer que el terapeuta ha contribuido de alguna manera a lo sucedido.
  4. Procesamiento emocional en el aquí y ahora de los afectos asociados con los dominios anteriores.

6.2. Terapia Metacognitiva

Wells ha sugerido, acorde con su modelo metacognitivo, que el tratamiento del TAG debe centrarse en el cuestionamiento de las metapreocupaciones en vez de en las preocupaciones tipo 1. En línea con esto, el cliente debe ser alentado a abandonar los intentos de controlar sus pensamientos y dejar, en cambio, que estos últimos pasen; para motivarle a hacer esto, se emplea un experimento sobre los resultados de intentar suprimir un pensamiento.

El tratamiento incluye la formulación individualizada del caso, la educación sobre el tratamiento y el abordaje, mediante reestructuración verbal y experimentos conductuales, de dos tipos de creencias: creencias negativas sobre las preocupaciones y creencias disfuncionales sobre la utilidad de estas últimas.

De los dos tipos de creencias, se tratan primero las creencias negativas sobre las preocupaciones.

Posteriormente se abordan las creencias positivas sobre las preocupaciones.

La terapia metacognitiva ha sido superior a la lista de espera e igual de eficaz que la TCC de Dugas en un estudio. En otro trabajo, ha sido más eficaz que la relajación aplicada en el postratamiento y a los 12 meses, aunque en esta última condición hubo casos más graves y sus resultados fueron peores que lo que es habitual.

6.3. Terapia De Regulación De Las Emociones

Mennin ha propuesto la terapia de regulación de las emociones basándose en que las personas con TAG experimentan emociones negativas de modo más fácil e intenso, tienen problemas para identificar y comprender sus emociones, las valoran negativamente y no las aceptan, y tienen dificultades para regularlas; de hecho, utilizan la preocupación y otras estrategias ineficaces con el fin de intentar controlar o suprimir la experiencia emocional.

La terapia de regulación de las emociones tiene cuatro fases:

  1. Psicoeducación sobre el TAG, análisis funcional de las preocupaciones y emociones y autorregistro de preocupaciones
  2. El cliente aprende a identificar respuestas defensivas y de evitación ante la emoción, tales como el preocuparse y la búsqueda de tranquilización.
  3. Las habilidades aprendidas se emplean en una variedad de ejercicios experienciales que están relacionados con cuestiones nucleares tales como miedo a la perdida, incompetencia y fracaso.
  4. Revisión del progreso, terminación de la relación terapéutica, prevención de recaídas y metas futuras más allá de la terapia.

6.4. Terapia Conductual Basada En La Aceptación

Roemer y Orsillo creen que los clientes con TAG reaccionan negativamente a sus experiencias internas y se fusionan con ellas, es decir, creen que sus reacciones negativas a las experiencias internas son permanentes y constituyen una característica definitoria de la persona. Además, se da una evitación experiencial, es decir, una evitación deliberada o automática de las experiencias internas percibidas como amenazantes. Finalmente, hay una restricción conductual; la persona se ocupa menos en actividades valiosas o significativas o bien es menos consciente de las mismas cuando las realiza.

Roemer y Orsillo han integrado en su terapia conductual basada en la aceptación (TCBA) las aproximaciones de conciencia plena y la aceptación de las propias experiencias con la TCC. Concretamente, enfatizan:

  1. Aumentar la conciencia en el momento presente
  2. Alentar la aceptación de las respuestas internas en vez de juzgarlas y evitarlas
  3. Promover la acción en áreas importantes para el cliente.

En la TCBA se comienza explicando y demostrando un modelo del TAG en que se resalta el papel de la evitación experiencial y se conecta este modelo con el tratamiento a seguir. Luego, se enseñan una variedad de técnicas de conciencia plena, centradas primero en la respiración y sensaciones y luego en las emociones y pensamientos.