El desarrollo infantil no es uniforme, y algunas habilidades se adquieren a distintas edades en distintos casos. Los problemas del desarrollo neural en habilidades visuoespaciales, visuoperceptivas y visuomotoras son más frecuentes en niños pequeños con trastornos de aprendizaje. En niños de más edad, son más habituales las dificultades de razonamiento y habilidades lingüísticas complejas.

Fletcher y Taylor (1984) describen un procedimiento para conceptualizar la neuropsicología durante el desarrollo. Los postulados básicos de este modelo (un enfoque de organización funcional) acentúan la importancia de dividir las características conductuales de los trastornos del desarrollo entre las que conforman la base de la discapacidad y las que correlacionan con la discapacidad. Hay que considerar variables moderadoras como los factores ambientales y sociales, que influyen sobre las capacidades y discapacidades básicas infantiles, y considerar al sistema nervioso central como uno de estos factores con influencia potencial.