12.5. Evaluación del lenguaje

Las pruebas más utilizadas para evaluar este proceso son la tarea de pares mínimos, la discriminación de fonemas, la de señalar una determinada letra o la de repetición de fonemas.

Para el reconocimiento de las palabras habladas la tarea más comúnmente empleada es la de decisión léxica auditiva.

Para evaluar el mecanismo de conversión acústico en fonológico la tarea más eficaz es la de repetición.

Para evaluar el sistema conceptual o semántico existe una gran variedad de tareas, aunque la más utilizada posiblemente sea la de categorización semántica. Esta consiste en presentar diferentes estímulos para que los participantes indiquen la categoría a la que pertenecen.

En el caso de pacientes con trastornos semánticos como la demencia semántica, la tarea más utilizada es la de asociación semántica basada en el test de pirámides y palmeras de Howard y Patterson , consistente en presentar tres dibujos o tres palabras, uno en la parte de arriba y dos en la de abajo, y el paciente tiene que indicar cuál de los dibujos de abajo está relacionado con el de arriba.

Finalmente, la tarea de fluidez semántica es de las más sencillas ya que no requiere material complementario, y es breve, puesto que sólo se tarda un minuto. De esta forma, durante un minuto el participante tiene que decir el mayor número posible de ejemplares de la categoría que se le indique.

Además, todas las tareas descritas aparecen en las principales baterías de evaluación del lenguaje.

En inglés, el test de evaluación de las afasias más famoso durante años fue el test de Boston basado en el modelo de Geschwind, cuyo objetivo era clasificar a los pacientes en alguno de los grandes síndromes.

La batería de evaluación de las afasias más famosa es sin duda PALPA, que ha sido adaptada al castellano con el nombre de EPLA. Esta batería está formada por 58 tareas agrupadas en cuatro bloques: procesamiento fonológico, lectura y escritura, comprensión de dibujos y palabras y procesamiento de oraciones.

La batería BETA tiene una estructura similar, formada por 6 bloques con 5 tareas por bloque (comprensión oral, producción oral, lectura, escritura al dictado, comprensión y producción de oraciones).