9.1. La adquisición de las propiedades básicas del procesamiento de la información

El estudio comparado del sistema nervioso nos está permitiendo entender su funcionamiento y comprender mejor nuestro comportamiento. Para ello se recurre al estudio de especies actuales que no parecen haber cambiado mucho desde su origen filogenético, teniendo en cuenta que: por muy parecidas que algunas especies actuales resulten ser a otras ancestrales, las coetáneas han estado expuestas a la selección natural y han experimentado variaciones; el diseño de cualquier especie coetánea es tan adecuado o más que el nuestro y su antigüedad no debe ser interpretada como sinónimo de inadecuado o ineficiente.

El estudio de organismos simples como las bacterias, pone de manifiesto que las propiedades elementales para recibir información, procesarla y dar una respuesta adaptativa aparecieron en las primeras células que originaron en la Tierra hace miles de millones de años. En estos organismos ya existían receptores sensibles a distintas señales procedentes del mundo exterior, mecanismos para procesarlas, compararlas cualitativa y temporalmente con otras y emitir respuestas que les permiten interaccionar activa y adaptativamente con su medio ambiente. Características equiparables a las de las neuronas.

Contenido relacionado