10.7. Psicopatología del lenguaje y cuadros clínicos

Retraso mental, deficiencias sensoriales, lesiones neurológicas y deprivación ambiental

En primer lugar, hay que tener en cuenta que muchas veces los trastornos del lenguaje forman parte de una patología clínica mas amplia, siendo el trastorno del lenguaje una parte de el mismo. Estas patologías del lenguaje se presentan en alteraciones o retrasos, términos que son diferentes y cuya diferencia debemos comprender. Una alteración es un desarrollo anormal que sigue pasos diferentes al desarrollo de sujetos normales. Un retraso es un desarrollo normal que se produce de forma retardada con respecto a individuos normales. En el caso del retraso, el sujeto puede llegar finalmente a un nivel de lenguaje normal o por el contrario nunca llegar a alcanzarlo.

Veamos las alteraciones en los siguientes cuadros clínicos:

Retraso mental: el retraso mental suele acompañarse evidentemente de retraso en la adquisición del lenguaje, que en muchos casos nunca llega al nivel normal. En el caso de las personas con síndrome de Down se presentan alteraciones en la vocalización debido a la macroglosia (lengua muy grande).

Parálisis cerebral: la parálisis cerebral es una lesión del cerebro que provoca serios problemas en la psicomotricidad y que va acompañada de problemas cognitivos y del lenguaje. En un 50% de los casos estos enfermos tienen problemas muy graves en la comunicación. En otros caso estos sujetos presentan retraso mental lo que causa que tengan un retraso en la adquisición del lenguaje. La parálisis cerebral puede ser reversible dependiendo de la edad en la que se produce la lesión y de si solo se ha dañado un hemisferio o por el contrario los dos. Si solo se daña un hemisferio y se daña a edades tempranas es probable que las funciones del lenguaje sean asumidas por el otro hemsiferio aunque el dañado sea el dominante. Sin embargo, cuando la lesión se produce en los dos hemisferios o se produce la lesión en la adolescencia difícilmente los efectos son reversibles.

Ceguera y sordera: en niños con ceguera de nacimiento se dan problemas serios para asociar las palabras a los objetos a los que corresponden. Sin embargo, esto solamente produce un retraso y no impide que el niño ciego acabe aprendiendo el lenguaje correctamente. En cuanto a la sordera de nacimiento, se dan problemas muy serios porque el niño, al ser incapaz de escuchar las palabras pronunciadas correctamente, no consigue pronunciarlas.

Aislamiento social: es evidente que el aislamiento social influye mucho sobre la adquisición del lenguaje. La pregunta que se ha planteado en este ámbito ha sido si un niño con privación social desde la infancia temprana podría ser capaz de adquirir el lenguaje. El estudio mas famoso es el del niño salvaje de Aveyron. Este niño había sido criado en aislamiento social, y cuando se le intentó enseñar el lenguaje el intento fue un estrepitoso fracaso. Sin embargo se cree que este niño era retrasado mental y que por eso había sido abandonado.

Un estudio posterior fue realizado con una niña llamada Genie, de 14 años. Esta niña rara vez había escuchado el lenguaje hablado por que sus padres solo la gruñían. Cuando fue rescatada se le intento enseñar el lenguaje y los resultados fueron mas favorables que con el niño salvaje de Aveyron. En este caso Genie mostró un progreso rápido en el inicio, aprendió mucho vocabulario, pero sus frases eran poco complejas y jamás alcanzó el nivel lingüístico que suelen alcanzar las personas. Esto nos indica de alguna manera que para poder desarrollar bien el lenguaje es muy preferible que se adquiera durante la fase de desarrollo.

Autismo infantil

El autismo es un trastorno generalizado del desarrollo que se caracteriza por deficiencias en el lenguaje, capacidades cognitivas menguadas, movimientos repetitivos... sin embargo cabe destacar que las diferentes deficiencias varían de un caso a otro, pero que en el caso del lenguaje todos los autistas presentan deficiencias serias. Se ha especulado que probablemente las deficiencias en el lenguaje sean la manifestación externa de deficiencias internas no observables. Además, se ha observado que el nivel de desarrollo del lenguaje correlaciona con el nivel de desarrollo de tipo cognitivo lo que parece coincidir con la especulación anterior.

Se ha planteado en algunas ocasiones que el autismo está causado por una disfasia (Trastorno Específico del Lenguaje), sobre todo por una disfasia receptiva (que es la disfasia en la que el sujeto tiene problemas para recibir información de otras personas a través del lenguaje). Esta propuesta la hace afirmando que dado que el disfásico receptivo suele tener poco deseo de comunicación, lo que hace que finalmente su desarrollo cognitivo sea menor que el de niños normales. Sin embargo, se ha observado que en el autismo se producen síntomas que no se dan en la disfasia, como por ejemplo un retraso mental en las 3⁄4 partes de los casos, movimientos repetitivos y rituales, problemas de lenguaje mas serios que los disfásicos receptivos.

Con respecto al autismo se ha observado que los componentes fonológico y sintáctico se desarrollan de forma mas retrasada pero no anormal. Sin embargo se ha observado que los componentes semántico (representación mental de lo que se habla) y pragmático (comunicación con otros) son muy bajos y en el caso del nivel pragmático casi nulo. Esto causa que los autistas sean en el 50% de los casos totalmente mutistas (mutismo significa que no usan la comunicación, que no hablan) y el resto lo sean bastante. Se ha postulado que el niño autista no se comunica por que tiene un problema de metarrepresentación, es decir, que el autista es incapaz de darse cuenta de que el sujeto con el que está hablando puede tener un estado mental diferente al suyo propio.

Los niños autistas presentan los siguientes déficits en el nivel pragmático del lenguaje (en el nivel comunicativo):

  • Hablan como monólogo, no mantienen la mirada;

  • Conversación egocéntrica, intentando hablar cuando es el momento de escuchar;

  • No respetan las normas de cortesía, como no interrumpir al interlocutor;

  • Pocos gestos y expresiones comunicativas.

Esquizofrenia

Normalmente el esquizofrenico se caracteriza por que su discurso es incoherente, difícil de entender y muchas veces hace alusión a temáticas imposibles y fantásticas. La clasificación del DSM-IV para la esquizofrenia hace alusión al habla desorganizada y a la alogia. Sin embargo, en una escala que se diseño para evaluar los trastornos del lenguaje conocida como Scale for the Assesment of Thought, Language and Comunicacion (STCL) hallaron que dos eran las características principales del habla en esquizofrénicos: 1) Pobreza del discurso: el discurso presenta muy poza riqueza en palabras y es muy simple cuando responde a las preguntas el entrevistador; 2) Pobreza del contenido del discurso: el discurso expresa muy poca información.

Depresión y manía

En el caso de la depresión no se ha registradotrastornos del lenguaje específicos de los depresivos, sin embargo si se han observado algunos rasgos que con frecuencia suelen aparecer en la comunicación de estos. En el habla, los pacientes depresivos suelen hablar en voz baja y lentamente. El contenido de su discurso suele ser de caracter profundo y con referencias a si mismo, sobre todo malas referencias. Además en la comunicación no verbal se observa una gran inhibición de la gesticulación.

En cuanto a los pacientes maníacos se observa que su velocidad de habla es bastante rápida. Suelen hablar pasando de un tema a otro rápidamente sin llegar a hablar completamente de todos los temas, lo que se conoce como fuga de ideas. El contenido del discurso suele ser superficial y haciendo referencias a objetos y eventos del ambiente en lugar de a si mismos. Además en cuanto a la comunicación no verbal, presentan movimientos frecuentes.

Demencias y enfermedad de Alzheimer

Disponible próximamente.