9.6. El proceso de cambio

Piaget defendió que los avances en los conocimientos se producen por aproximaciones sucesivas basadas en procesos de equilibración o autorregulación que actúan cuando tenemos conflictos cognitivos.

Conflicto cognitivo: se toma conciencia de la insuficiencia de nuestras explicaciones sobre los fenómenos del mundo.

Perturbaciones: elementos que tienden a desestabilizar un cierto momento de equilibrio del sistema de explicaciones y cuya presencia podría desencadenar conflictos cognitivos.

Reacciones frente a las perturbaciones:

  • alfa: consiste en la negación o el rechazo del elemento perturbador. Niega las contradicciones entre sus explicaciones y los problemas.

  • beta: consiste en una “solución de compromiso” ajustes incompletos.

  • gama: reorganización de los esquemas para hacer frente a las perturbaciones. Supone la elaboración de nuevos esquemas que permiten ofrecer explicaciones novedosas y más ajustadas a los fenómenos.

Teoría de la equilibración: Los cambios en las concepciones suponen la reorganización de los conocimientos anteriores. Proceso de autorregulación que les permite construir estructuras estables de pensamiento y significados de la realidad percibida.

Cambio conceptual: se puede entender de 2 formas diferentes:

  • El débil: relacionado con el aumento en el grado de conocimiento dando lugar a creaciones nuevas a partir de la concepción existente.

  • Profundo: incluye, además, transformaciones simultaneas en 3 áreas: en la especificidad del dominio, en el significado de los conceptos incluidos en las representaciones y en la estructura de esta concepción.

Posner lo denominó revolución cognitiva.

La revolución cognitiva se da con 3 condiciones:

  1. El sujeto tiene que sentir un desencanto respecto a las concepciones con las que está tratando de entender el problema.

  2. Tiene que haber disponible una nueva concepción que sea inteligible para nosotros.

  3. La nueva concepción debe parecer plausible, lo que implica que se cumplan dos condiciones:

    • Que la representación posibilite la resolución de los problemas que no podían ser afrontados desde la anterior concepción.

    • Que sea coherente con el resto de los conocimientos.

Estas 3 condiciones también tienen lugar en el contexto conceptual del sujeto (analogías y metáforas). Para llevar a cabo un cambio profundo en las representaciones, éstas tienen que ser accesibles.

Redescripción representacional: Proceso recurrente de explicitación progresiva mediante el cual, a partir de redescribir la información en diferentes formatos representacionales, esta se va haciendo cada vez más accesible. La información implícita se convierte en explícita.

Tiene tres fases:

  1. El niño se centra en la información del medio externo para crear “adiciones representacionales”.

  2. El niño se centra la dinámica interna del sistema.

  3. Equilibrio entre las representaciones y los datos externos.

La reiteración de este proceso trifásico hace que el conocimiento se vaya representando en diferentes formatos representacionales:

  • Implícito (NIVEL 1): implica una codificación directa, rígida y encapsulada de la información  almacenada. percepción de la caída de los objetos que no puede ser explicitado.

  • Explícito 1 (NIVEL E1): resultado de reescribir las representaciones codificadas en el nivel 1, más flexible y manejable.

  • Explícito 2 (NIVEL E2): se hace posible el acceso consciente

  • Explícito 3 (NIVEL E3): verbalización

Contenido relacionado