5.3. Teorías del equilibrio o de la consistencia cognitiva

Defienden la existencia de una tendencia natural a la armonía o la congruencia, de modo que cualquier creencia, pensamiento, actitud o conducta que sea incongruente en el sistema cognitivo, genera en el sujeto incomodidad psicológica, lo que va a activar una serie de conductas cuyo objeto será reequilibrar dicho sistema, reduciendo o eliminando la incongruencia.

Teoría de la disonancia cognitiva de Festinger

La disonancia cognitiva representa una incómoda alteración de la armonía mental del sujeto que le impulsa concretamente a una actividad orientada a reducir o eliminar su causa, se refiere a la tensión interna que percibe un sujeto por alguna de estas circunstancias:

  • Mantener al mismo tiempo dos pensamientos o cogniciones que están en conflicto (por ejemplo, al hacer una elección).

  • Realizar algún tipo de conducta que entra en conflicto con alguno de sus pensamientos o creencias (por ejemplo, defender el ecologismo y a la vez ir en coche a todos los sitios; mientras se dan justificaciones que eliminen la disonancia, como “el transporte público es lento”, etc).

Hay una tendencia natural en el ser humano a sentir que todos sus pensamientos y comportamientos son coherentes entre sí.

Las formas en que el sujeto reequilibra el sistema cognitivo cuando hay alguna contradicción toman diversos caminos, entre los que destacamos:

  • Cambiar su creencia original.

  • Cambiar su conducta

  • Añadir nuevos elementos cognitivos.