6.3. Trastornos de la memoria: las amnesias

Existen diversas clasificaciones de los síndromes amnésicos, no excluyentes, la primera clasificación está basada en la información que el paciente pierde en relación con el momento de la lesión, distingue entre:

  1. Amnesia anterógrada: pérdida de información novedosa, es decir, después de la lesión;

  2. Amnesia retrógrada: perdida de información anterior a la lesión, sobre todo hechos y acontecimientos.

Otro tipo de clasificación, de carácter permanente, de ámbito más neuropsicológico basada en el origen de la lesión cerebral distingue entre:

  1. Amnesia Bitemporal. Producida frecuentemente por traumatismos craneoencefálicos, tumores, encefalitis o intervenciones quirúrgicas que afectan a las regiones mediales del lóbulo temporal. Se caracteriza por una incapacidad para codificar la nueva información, en cambio la información codificada y almacenada antes del daño cerebral se mantiene, es decir presenta una amnesia anterógrada. Si la localización es unilateral no podemos hablar de amnesia pero se apreciarán dificultades de aprendizaje y recuerdo de material específico.

  2. Amnesia diencefálica: El síndrome de Korsakoff. Se puede producir por alcoholismo crónico, lo que ocasiona una disminución significativa e irreversible de la tiamina (B1). Las áreas cerebrales implicadas son diversas desde los cuerpos mamilares, circunvalación cingulada, núcleo dorsolateral del tálamo. Las característica son: Amnesia anterógrada; Amnesia retrógada, con una alteración en la secuenciación temporal de los acontecimientos autobiográficos. Los pacientes presentan alteraciones en la orientación temporal, con consciencia muy baja o nula del déficit mnésico (metamemoria). Puede alterar el lenguaje si se extiende al lóbulo temporal.

  3. Amnesia vascular: Producida por ictus o isquemias en las zonas irrigadas por la arteria comunicante anterior o por la arteria cerebral posterior. Si se daña la arteria comunicante anterior se produce un daño similar al Síndrome de Korsakoff (amnesia retrógrada caracterizada por una alteración específica en la secuenciación temporal de los acontecimientos autobiográficos, amnesia anterógrada y alteración en la metamemoria). Si es la arteria cerebral posterior la afectación se caracteriza por dificultades en la recuperación del material verbal, si la afectación es izquierda y visual si la afectación es derecha.El trastorno se produce en la recuperación del material almacenado, e indica el papel de la corteza asociativa como sustento cortical de la información.

Existen amnesias de tipo transitorio, como las siguientes:

  • Amnesia Postraumática: que aparece tras un traumatismo craneoencefálico y conlleva amnesia anterógrada y retrógrada, disminución en el nivel de atención y de conciencia; siendo este último el que primero se recupera y después los acontecimientos retrógrados, pudiendo quedar una laguna mnésica en el periodo cercano anterior y posterior al daño cerebral. La información anterógrada suele quedar como trastorno permanente cuando la amnesia postraumática e superior a una semana.

  • Amnesia por la Terapia electroconvulsiva, correlacionada con la frecuencia y el número de sesiones suministradas. A mayor cantidad mayor riesgo. Pueden hacerse permanentes.