6.8. Síntomas y circuitos en la manía

El mismo paradigma de la regulación monoaminérgica de la eficiencia del procesamiento de la información en circuitos cerebrales específicos puede aplicarse a la manía y a la depresión, aunque frecuentemente en la dirección opuesta y en algunas áreas superpuestas, pero también en algunas áreas cerebrales diferentes a las de la depresión.

Un episódico maníaco consiste en humor elevado/expansivo o irritable. Además, al menos tres de los siguientes deben estar presentes, cuatro si el humor es irritable: elevación de la autoestima/grandiosidad, aumento de la actividad dirigida a u objetivo o agitación, actividades de riesgo, disminución de las necesidades de sueño, distraibilidad, discurso acelerado y pensamiento acelerado.

Las alteraciones en la neurotransmisión dentro de cada una de las once áreas cerebrales, pueden estar hipotéticamente asociadas a los distintos síntomas de un episodio maniaco. La funcionalidad en cada área cerebral puede asociarse con diferentes constelaciones de síntomas. PFC, córtex prefrontal; PB, prosencéfalo nasal; E, estriado; NA, núcleo accumbens; T, tálamo; Hy, hipotálamo; A, amígdala; H, hipocampo; NT, centros neurotransmisores del tronco cerebral; SC, médula espinal; C, cerebelo.

Contenido relacionado