2.8. Hemisferios cerebrales

El cerebro esta compuesto por hemisferio derecho y el izquierdo. La simetria son las diferencias entre los dos hemisferios. Cada hemisferio hace tareas especificas, no son competentes en todas las tareas.

El hemisferio izquierdo:

  • Tiene más cantidad de sustancia gris que blanca en la región frontal, parietal y temporal

  • Tiene más representaciones neurales 

  • Estructura más propia para procesar una sola modalidad sensitiva , actividad motora especifica e integrar la información dentro de una región

  • Es más idóneo para procesar estímulos de una sola modalidad sensoriales

  • Maneja información con códigos preexistentes como las tareas linguísticas

El hemisferio derecho:

  • Este tiene más sustancia blanca que gris 

  • Tiene zonas de asociación más amplias, donde convergen distintas modalidades sensoriales

  • Tiene una estructura más propicia para procesar múltiples modalidades sensitivas e integrar la información de diversas regiones

  • Tiene más capacidad para operar informacióm compleja debido a sus conexiones entre diversas regiones

  • Más capacitado para procsar información novedosa

La simetría cerebral es de gran interés para la neuropsicología infantil. La laterización funcional del lenguaje en el hemisferio izquierdo está determinada prenatalmente. El 70% de las personas diestras tienen el plano temporal más desarrollado en el hemisferio izquierdo. La asimetría habitual del hemisferio izquierdo no se observa en quienes padecen dislexia del desarrollo.

Las lesiones del hemisferio izquierdo pueden hacer que las funciones del lenguaje cambien su localización al hemisferio derecho, si están dañadas, tanto las zonas anteriores al lenguaje como las posteriores. Aunque el hemisferio izquierdo podría estar más organizado anatómicamente para hacerse cargo del procesamiento del lenguaje, el hemisferio derecho puede hacerlo en determinadas ocasiones. Sin embargo se paga un precio cuando un hemisferio asume la función del otro, que por lo general implica la pérdida o alteraciones de funciones superiores.

Conexiones interhemisféricas

Los dos hemisferios están conectados a través de varias comisuras o vías transversales entre ellas el cuerpo calloso, la comisura anterior y la comisura posterior. El cuerpo calloso que consta del pico, la rodilla, el cuerpo y el esplenio o cola, contiene unos 300.000 millones de fibras nerviosas que posibilitan una rápida comunicación interhemisférica.

La rodilla conecta la parte rostral de los lóbulos frontales izquierdo y derecho.

El esplenio conecta las regiones temporales y occipitales.

La comisura anterior es más pequeña que el cuerpo calloso y conecta los lóbulos temporales de los dos hemisferios

Conexiones intrahemisféricas

Las vías de asociación permiten una rápida comunicación entre las dos conexiones. La disfunción de estas vías puede provocar diversos síntomas comportamentales, cognitivos y de personalidad, entre los que incluyen trastornos de lectura, ortografía y cálculo en los niños.

Contenido relacionado